Oasis

Oasis

Septiembre 09, 2018 - 06:15 a.m. Por: Gonzalo Gallo

En un mundo por lo general muy ruidoso crea el buen hábito de deleitarte con el silencio interior y exterior.

Es una maravillosa vivencia que te apacigua y te permite estar con Dios en el palacio real del espíritu.

Todos los sabios y místicos han amado el silencio, conscientes de que regala paz, descanso y sabiduría.

Jeshúa buscaba con frecuencia lugares sosegados junto al lago de Galilea o en lo alto de las colinas.

Aprende pues a aquietar tu mente porque así alcanzas el silencio interior que es el más importante.

Aquieta tu mente con la práctica constante de la relajación y la meditación que te regalan tranquilidad.

Es importante crear un hábito para no apelar a esa fantástica experiencia solo cuando estás en un oscuro hueco.

Lo mejor es de mañana, al menos unos 20 minutos de los 1440 del día. Hazlo y te darás un gran regalo. “Logra que tu mente descanse en paz” Lao Tse.

VER COMENTARIOS
Columnistas