Oasis

Oasis

Julio 30, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

La Fiscalía de Chile mantiene 37 causas abiertas de abusos sexuales, de sacerdotes, pero la cifra aumenta con los días.

Ya son 68 personas investigadas. El fiscal afirma: “Sabemos que religiosos chilenos destruyeron evidencias sobre abusos sexuales”.

Se contabilizan 266 víctimas, 178 de las cuales eran niñas, niños o adolescentes en el momento de los hechos.

Se estima que, como pasa en los delitos sexuales, esta cifra es sólo la punta del iceberg, porque el 90% permanece oculto.

El próximo 21 de agosto, el fiscal Emiliano Arias interrogará al líder de la Iglesia católica chilena, cardenal y arzobispo de Santiago.

Es Ricardo Ezzati y está acusado de ocultar evidencias y encubrir abusos sexuales de religiosos a menores.

Un grave mal que el Papa Francisco al fin afronta sin tapar o negar, y que es un gran escándalo para los creyentes.

Por eso no es raro que 38 % de los chilenos no profese ninguna religión, récord que dobla la media en la región.

VER COMENTARIOS
Columnistas