Oasis

Diciembre 23, 2020 - 11:30 p. m. 2020-12-23 Por: Gonzalo Gallo

La alegría de diciembre será profunda y duradera si te unes a Dios y con Él das estos tres pasos:

1. Sanar tu pasado. Un perdón generoso borra las culpas y el rencor y te saca de una prisión emocional.

Esta es una buena época para descargar el peso del ayer, cicatrizar viejas heridas y reconciliarte.

2. Ser agradecido. Cuenta tus bendiciones y destierra las quejas: aún con problemas eres un privilegiado.

Dar gracias te colma de gozo porque valoras tus dones y le haces un conjuro al inconformismo.

3. Darte y dar sin esperar recibir. Al hacerlo amas de verdad así como te ama Dios que es don gratuito.

No te dejes deslumbrar por lo material y cree que tu mejor regalo para los otros está en tu alma, no en un almacén.

Aprecia las luces navideñas y pregúntate: ¿Qué más puedo hacer para irradiar luz con mi amor y mis buenas acciones? Hazlo y tu alegría será perdurable.

Te deseo una Navidad rica en amor y paz.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

VER COMENTARIOS