Oasis
((blockContentFlag)) ((blockContentType))

Escuchar este artículo

Oasis

Diciembre 20, 2020 - 06:20 a. m. 2020-12-20 Por: Gonzalo Gallo

Es bien curiosa esta historia de Miguel Ángel, 1475-1564, cuando pintaba el Juicio Final en la Capilla Sixtina.

Se cuenta que un monseñor cercano al Papa Julio II comentó desfavorablemente la obra del artista.

Miguel Ángel se enteró y lo pintó en el infierno con una fea serpiente enrollada en el cuerpo.

El tal monseñor, llamado Blas de Cesena, pidió al Pontífice que hiciera borrar esa escena y éste le preguntó: ¿Dónde te puso?

Y cuando el otro le dijo que en el infierno, el Papa anotó: no puedo ayudarte, tú sabes que del infierno nadie sale.

Sea verdad o leyenda, la figura se ve en la pintura y quizás está allí como un recordatorio para aquellos que sólo saben criticar.

Personas ricas en resabios y pobres en alegría, cerradas a la admiración y abiertas a la maledicencia.

Ojalá descubran las ganancias del elogio y gasten sus energías en aportar y construir, no en juzgar y destruir.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS