Escuchar este artículo

Oasis

Noviembre 17, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Eres un regalo para los demás y ellos también son un regalo para ti, aunque a veces el empaque no te agrade.

Decide ser comprensivo y agradable. Hay mil formas de ser amables y tocar los corazones con la magia del amor.

Encuentras deleite al dar sin expectativas, al perdonar sin exigencias y al construir puentes de hermandad.

Deja que la felicidad salga desde los entresijos de tu corazón, y la compartes con los tristes y los desorientados.

Las horas dedicadas al servicio amoroso y al compartir fraterno son de éxtasis y de dulce comunión.

Estás en el buen sendero cuando te compadeces de los hermanos que se debaten en medio de la tristeza y la necesidad.

En su vida y sus enseñanzas Jesús siempre fue misericordioso, en especial con los que estaban descarrilados o eran excluidos.

Estás en la Tierra para imitar a las flores y regalar tu fragancia, tu belleza y tu amor a todos sin distinciones.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS