Escuchar este artículo

Oasis

Noviembre 15, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Es impresionante cómo los humanos eligen saturarse de dolor antes de decidir hacer un cambio y exclamar: “Ya me cansé de sufrir”.

Se habla de ‘tocar fondo’ y cada ser elige en qué oscuro, profundo y lóbrego laberinto quiere permanecer.

Es dura la sensación de impotencia cuando ves cómo alguien que amas se estrella sin tomar consciencia y no puedes hacer nada.

Hay adictos que ni siquiera durmiendo en un andén y aguantando hambre buscan ayuda. Necesitan sufrir más.

¿Por qué se elige sufrir hasta límites sobrecogedores? Hay muchas razones y algunas tienen que ver con un pasado complicado.

Cuando un árbol no da buenos frutos el mal casi siempre está en sus raíces y las del humano están en su infancia.

Por eso todo mejora cuando sanas lo que sea necesario con papá y mamá, comprendes y sueltas lo que cargas.

Es lo que se hace en constelaciones familiares. Si se hace bien, todo fluye de un mejor modo. Exclama mucho: “Ya me cansé de sufrir”.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS