Escuchar este artículo

Oasis

Agosto 05, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

A veces los padres y abuelos, en su afán de mimar y sobreproteger, malcrían ‘hijos o nietos bon bril’ o de la ‘generación nini’.

Ni trabajo ni estudio. ¿Para qué? Mis padres o abuelos me mantienen mientras veo Tv o videojuegos y me divierto con los amigos.

Los adultos olvidan que para tomar consciencia hay que afrontar consecuencias que casi siempre deben ser duras.

Es el modo como suelen aprender los humanos: a las malas, estrellándose, tocando fondo.

Pero ellos no quieren eso para sus ‘niños de 24 o 30’, “pobrecito(a), me da pesar, yo lo(a) sostengo”.

Y ahí tenemos esos espinosos dramas de familia en los que tanto los mayores como los hijos sufren en su inconsciencia.

Es que es tan común llamar amor al pesar o la lástima, mientras se interfiere en el aprendizaje de ‘ese(a) niño(a)’.

Tan inconscientes son los adultos como esa ‘niña’ o ‘niño’ nini, que van a sufrir mucho y a hacer sufrir a otros.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS