Oasis

Enero 26, 2023 - 11:30 p. m. 2023-01-26 Por: Gonzalo Gallo

León es un empresario duro, despótico, enredado, y fiero en el afán de acumular dinero y posesiones.

Ofende a las operarias que le confeccionan ropa y, a través de distintas estratagemas, les paga por debajo del salario mínimo.

Hace poco Rosa, una excelente trabajadora, le pidió ayuda para poder operar a su hijo que está a punto de perder la vista, y él le gritó:

- ¿Acaso esto es un centro de beneficencia? Es una fábrica, oyó, una fábrica. Agradezca que le doy empleo.

Ella se fue a casa en un mar de lágrimas y gracias a Dios una fundación social hizo operar a su hijito de ocho años.

Dicen los Maestros que todos los actos regresan a nosotros en bien o en mal para aprender lo que necesitamos.

Un año después León fue donde el oftalmólogo porque estaba viendo borroso y sentía dolores de cabeza.

Diagnóstico: Un tumor maligno detrás de sus ojos. Consecuencias: hoy está ciego, pero no por eso ha tomado consciencia.

VER COMENTARIOS
Publicidad