Oasis

Mayo 31, 2022 - 11:30 p. m. 2022-05-31 Por: Gonzalo Gallo

El amor al inicio es una locura temporal, entra en erupción como un volcán y luego disminuye, pero debe perdurar si es profundo.

Cuando el fuego del afecto tiende a extinguirse, debes averiguar si de verdad has alimentado la hoguera.

Los amantes son árboles cuyas raíces se han entrelazado, pero no hasta el punto de crear apegos que traerán sufrimiento.

El amor no es aliento pasajero, no es emoción, no es sentimiento ni la promulgación de la pasión eterna.

Eso es solo estando ‘enamorado’ que cualquier tonto puede vivir. El amor es lo que persiste cuando estar enamorado se ha quemado.

Y para que el amor dure debes tomarlo como un arte que pide compromiso, dedicación, pasión y dar lo mejor.

Aquellos que realmente aman, tienen raíces que crecen unas con otras bajo tierra, pero cada uno conserva su espacio.

Amar no es anular al otro y, por eso, el amor libera y no tiene ataduras. Si es posesivo cansa y se marchita.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS