Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Junio 28, 2020 - 06:20 a. m. Por: Gonzalo Gallo

La felicidad es un estado del alma, es un reino al que sólo llegan los que aman y son conscientes y transparentes.

La alegría es diferente y momentánea ya que es el gozo pasajero por algo positivo que vives o experimentas.

Es una emoción placentera, una sensación agradable ante una vivencia favorable como un éxito o un logro.

La alegría y el placer te acompañan por un momento del viaje, pero la felicidad puede estar contigo todo el camino.

La felicidad verdadera brota de tu interior, de la conexión amorosa con tu esencia, con Dios y los demás.

El placer nace de la satisfacción de una necesidad y puede ser físico, intelectual, psíquico o lúdico.

Físico cuando comes, bebes o disfrutas el sexo; intelectual ante lo que conoces y te agrada. Psíquico ante buenos recuerdos o el humor.

Lúdico ante un triunfo en el juego. La felicidad va más allá y no es tan momentánea. Es un estado del ser que brota del amor.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS