Oasis

Noviembre 30, 2021 - 11:30 p. m. 2021-11-30 Por: Gonzalo Gallo

Érase un rabino que vivía en una aldea de la estepa rusa y durante veinte años cada mañana cruzaba la plaza de la aldea.

Entonces llegaba a la sinagoga para orar y todas y cada una de las mañanas lo observaba un policía que odiaba a los judíos.

Al fin, una mañana, el policía se acercó al rabino y le preguntó adónde iba. “No lo sé”, respondió el rabino.

- ¿Qué significa eso de que no lo sabes? Durante los últimos veinte años, te he visto todas las mañanas acudir a esa sinagoga.

Está al otro lado de la plaza. ¿y ahora vienes con que no lo sabes? ¡Voy a darte una lección, para que aprendas!

Y, dicho esto, agarró al viejo rabino de la barba y lo condujo al calabozo. El rabino estaba calmado.

Mientras el policía abría la cerradura de la puerta del calabozo, el rabino, mirándolo maliciosamente, le dijo:

- ¿Ves ahora lo que quería decir cuando te dije que no lo sabía?

Nota: El juez que se enteró de todo esto lo liberó y castigó al policía.
Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Seis (6) meses de acceso ilimitado por $9.000. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS