Escuchar este artículo

Oasis

Septiembre 26, 2021 - 11:30 p. m. 2021-09-26 Por: Gonzalo Gallo

Amarte es dedicar tiempo y energía a estar alerta con las palabras que empleas, sin percatarte de su poder superlativo.

Abundan las expresiones negativas como las que oyes en un avión. “No olviden sus objetos de mano”. O estos por doquier:

“¿Te puedo robar unos minutos?”. “Con ese regalo me mataste”. “La fiesta estuvo de infarto”. “Estoy matado con tu visita”.

Acaso pensarás que eso no tiene importancia, pero es erróneo porque las palabras tienen mucho poder.

Cuando le dices a un niño “cuidado no se vaya a caer”, la mente suele ignorar el no y asimila la palabra caer.

De hecho he visto como un niño se cae cuando le dicen eso con un lenguaje cargado de negatividad.

Para el cerebro es un lío comprender por que tú “te mueres de la dicha” o “estás matado con un paseo”.

Para que estés bien alerta te digo; no olvides esto, te robé unos minutos, no deseo estés de muerte lenta con este mensaje.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS