Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Mayo 31, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Dios de mi corazón, fuente universal del amor, mi luz y mi fuerza, mi guía y mi descanso, timonel de mi barca.

Gracias por estar siempre conmigo, somos uno y, amando, también soy uno con todos y con el multiverso o pluriverso.

En tiempos turbulentos necesito recordar que, aún obrando bien, hay arduos aprendizajes como los que vivieron Yeshúa y María.

Me animo a superar los dramas y confiar y ser resiliente para salir avante, de modo que no se conviertan en pesadillas.

Dicen que tú envías duras pruebas, cuando somos nosotros quienes las creamos con el mal uso de la libertad.

Dicen que nos quitas a los que amamos, pero nuestro reto es aceptar su transición, y para ellos morir es un regalo porque la vida sigue.

Dios de amor de paz y de la más bella energía, quiero amarte con todo mi ser porque en ti hallo luz, refugio, consuelo, y alientos.

Acepto, Señor, que en este plano hay polaridad y que, gracias a la tristeza, apreciamos la alegría. Confío y acepto que todo tiene un sentido oculto. Gracias, te amo.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS