La fiesta de la muerte

Escuchar este artículo

La fiesta de la muerte

Mayo 13, 2020 - 11:45 p. m. Por: Gerardo Quintero

“Atención, atención, atención… Rica y sensual Orgy-party Día martes, de 2:00 p.m. a 6:00 p.m. Diez mil pesos. Es una casa segura, discreta y con cuarto oscuro. Para que disfrutes un encuentro sexual y de morbo placentero...”.

Este es un aparte del mensaje que circuló vía WhatsApp por parte de los miserables irresponsables que pusieron en peligro todo un barrio. En el Paso El Comercio se produjo este encuentro, al que llegaron más de 20 personas, algunas con fiebre de 40 grados, y que dejan claro que es muy poco lo que ya se podrá hacer en esta ciudad para contenerla.

El irrespeto a las normas y la anarquía que hemos evidenciado de miles de personas que viven en esta decadente urbe hacen prever un escenario apocalíptico en los próximos meses. He tenido acceso a información con proyecciones que muestran una situación verdaderamente angustiante, con hospitales colapsados, Unidades de Cuidados Intensivos sobrepasadas, cementerios sin espacio… Lo que se viene después del 25 de mayo, cuando se levante la cuarentena, puede ser el infierno para una ciudad acostumbrada al desmadre como esta.

Durante décadas vendimos la idea de la ciudad de la rumba, el desenfreno, los placeres, y eso es lo que nos está pasando la cuenta de cobro. Porque cómo así que en la ciudad que no duerme, ahora tenemos que quedarnos en casa, no armar aquelarres, portarnos bien. En la cabeza de mucha gente en esta ciudad, eso es inadmisible.

Las proyecciones más temidas hablan de una propagación del virus en el 70% de los caleños. Una vez salga la gente desaforada a la calle (que ya lo está haciendo, por demás) después del 25 de mayo, todo quedará en manos del autocuidado.

Y aun así el factor de riesgo no disminuirá porque usted podrá tomar las precauciones, pero la realidad es que evitar la propagación del Covid-19 depende del otro también.

Por eso es que es tan difícil, porque esta enfermedad nos recordó que la solidaridad es un valor primordial de la civilización para sobrevivir, pero la verdad es que muchos no tienen la empatía para aplicarla.

“El coronavirus se propaga como un incendio y no importa lo que uno haga, todos se van a contagiar”, es el demoledor pronóstico de Johan Giesecke, epidemiólogo de Suecia. La estrategia, según el experto, consiste en dejar que la gente joven esté afuera y se mezcle, mientras que los mayores de 50 o 60 años y con condiciones médicas preexistentes se deben quedar en sus casas. Esto debido a que se necesita generar la llamada ‘inmunidad de rebaño’, así se podría obtener rápido la inmunidad en el país.

Morirá mucha gente. La suma de desorden social, incapacidad de respetar las normas, anarquía y egoísmo conducen a la ciudad al peor escenario. Lo lamento por los esfuerzos hechos, pero a quienes lo hemos intentado solo nos queda extremar nuestros cuidados y ni así estaremos a salvo.

Sigue en Twitter @Gerardoquinte

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS