POT antitécnico

POT antitécnico

Septiembre 03, 2014 - 12:00 a.m. Por: Emilio Sardi

El comisionado de Regulación de Comunicaciones (CRC) ha manifestado su preocupación con el efecto negativo que el Plan de Ordenamiento Territorial hoy en estudio por el Concejo Municipal, podría tener sobre la calidad y cubrimiento del servicio de telefonía móvil e Internet en Cali. En su concepto, de no modificarse, este proyecto “podría ocasionar que los usuarios de la ciudad se queden sin cobertura o con mala calidad de servicio”, y “posiblemente se logrará el efecto contrario al que se quiere… elevando los niveles de campos electromagnéticos, y eso es lo que no se recomienda”. Señala, además, que podría afectar el despliegue de infraestructura 4G en Cali, “lo cual va a restringir la capacidad de sus habitantes para acceder a la última tecnología”. Y concluye que “lo importante es que las administraciones locales se concienticen de la necesidad de recurrir a análisis técnicos y asesorías especializadas como la que puede ofrecer la CRC, el Ministerio o la ANE, para esto temas”.Lejos de aprovechar la oferta del comisionado y asesorarse debidamente de las entidades técnicas especializadas, el director de Planeación Municipal se ha limitado a manifestar displicentemente que “Cali no se quedará sin cobertura en el servicio de telefonía celular” y que “de las más de 300 torres instaladas en Cali, la mitad no tienen permiso”, por lo que “la ciudad necesita establecer una regulación”. Y no ha modificado una coma del proyecto, para buscar que dicha “regulación” sea técnicamente correcta. Lo que no es raro. En Planeación priman los sesgos ideológicos sobre la técnica, como lo demostraron, por ejemplo, al ordenar inconsulta y torpemente que en innumerables bocacalles se construyeran unos gigantescos policías acostados (o resaltos) que entorpecen la movilidad y constituyen un grave riesgo de seguridad, además de que violan todas las regulaciones nacionales e internacionales sobre la construcción de resaltos en las vías. No en balde el concejal Roy Barreras manifestó que “nos preocupa que no vemos la justificación técnica de Planeación Municipal para tomar estas decisiones frente a la adopción de estas restricciones. Se está decidiendo de manera caprichosa”.Lo peor es que el proyecto del POT es deficiente en muchos otros campos. Por ejemplo, el proyecto no contiene una política clara para el desarrollo urbano en la ladera de Cali, zona de la ciudad que hoy está sometida a invasiones y construcciones ilegales y que, bien planificada y aprovechada, podría convertirse en polo de crecimiento ordenado, eficiente, cercano a centros productivos y educativos, y con importantes aportes paisajísticos para la ciudad. Y aunque habla de unos posibles planes de ordenamiento zonal para algunas áreas de ladera, con base en un reglamento que supuestamente deberá emitir Planeación Municipal (¡la misma dependencia que nunca hizo los estudios sobre las laderas a los que quedó obligada en el POT actual!), establece que se debe buscar “un aprovechamiento desde el ecoturismo y la recreación”. Esto en buen español quiere decir dejar las laderas disponibles para las invasiones, como ha sucedido hasta ahora.Una ciudad sin buenas comunicaciones no tiene futuro, pero una ciudad cercada por invasiones y cambuches no tiene ni presente. Es indispensable que el Concejo se esmere en arreglar un proyecto que, de ser aprobado como le llegó, puede ser muy lesivo para Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas