Las fortalezas refundidas

Escuchar este artículo

Las fortalezas refundidas

Septiembre 27, 2019 - 11:45 p.m. Por: Eduardo José Victoria Ruiz

Es interesante observar cómo un mundo tan cambiante e intenso en tecnología está haciendo que muchas fortalezas se pierdan. La habilidad para negociar es una de ellas. Hoy hay tantas alternativas para seleccionar y comprar frente a la pantalla, que esa destreza para preguntar, obtener ventajas y descuentos, se esfuma. Eran además particularidades que se transmitían a las demás generaciones pues usualmente se admiraba la sagacidad del padre para encontrar el proveedor adecuado en medio de la dificultad, de sacar el máximo provecho al tiempo o el mejor descuento.

Leí recientemente al director de Radar, el tanque de pensamiento sobre los consumidores colombianos, un ejemplo sencillo pero evidente: cuando las familias eran numerosas, el acuerdo de quién se bañaba primero o después, era parte de una negociación familiar, que podía tener compensaciones, turnos, etc.

La interacción con otros generaba una habilidad para relacionarse, hacer empatía, conquistar, ceder. La gente está gastando más, pero saliendo menos. Plataformas como Rappi o Netflix, hacen que la gente se encierre y en la intimidad de su círculo más cercano o en su soledad, pida lo que quiera, pero converse muy poco con terceros. Una generación que se concentra en las pantallas reduce sus habilidades de comunicación presencial. Eso impactará su modelo de liderazgo, su capacidad para negociar con empleados o compradores o para acordar largas horas de negociación con un sindicato.

La formación de seres integrales se hace difícil, pues tienen fortalezas académicas pero las habilidades blandas, aquellas transversales y ligadas a la inteligencia emocional, se dificultan ante la complejidad de interactuar con los demás cuando no se está practicando adecuadamente desde la niñez.

Es cuando la comunicación fluida, la resolución de conflictos, el manejo del estrés, se vuelven exóticos y hasta dramáticos para los profesionales de hoy. Yuval Noah Harari, el lúcido interprete de nuestra historia, menciona las cuatro ‘c’: crítica, comunicación, colaboración y creatividad, elementos que cada vez se valorarán más en estas sociedades donde se requerirá de personas abiertas, con capacidad para liderar equipos y motivar, críticos con el presente pero creativos con las soluciones, motivadores ,y en un mundo tan competido, fuertes frente al fracaso.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS