El Covid, en sus manos

Escuchar este artículo

El Covid, en sus manos

Mayo 28, 2020 - 11:55 p. m. Por: Diego Martínez Lloreda

En la práctica, el próximo lunes se acaba la cuarentena a la que estamos sometidos los colombianos desde el 24 de marzo.

Durante el próximo mes de junio la ciudad va a recuperar su ‘nueva normalidad’ en un 80%, con los centros comerciales abiertos, mucha gente regresando a sus oficinas, un pico y cédula mucho más laxo y cada vez más gente saliendo a caminar y a tomar aire fresco.

Algunos optarán por permanecer en sus casas, para evitar cualquier riesgo de adquirir el Covid-19. Lo cual es de suyo respetable, así el riesgo no se pueda evitar 100% ni siquiera sin moverse de la residencia. Pero si hay gente que quiere seguir recluida en su casa, está en todo su derecho.

Yo no me incluyo en ese club. Pertenezco al contingente que piensa que este virus va a permanecer un buen tiempo entre nosotros y que, en consecuencia, debemos aprender a convivir con él.

Aislamiento inteligente, se llama la etapa en la que entraremos en junio. Eso significa que a partir de ese mes el gobierno va a delegar el cuidado de las personas en los más interesadas en protegerse. O sea, nosotros mismos.

Entonces, podremos salir a trabajar o de compras o a dar una vuelta por el barrio, pero tomando las medidas de bioseguridad que corresponden: tapabocas, bien puesto, no acercarse a nadie a menos de un metro, lavarse las manos al menos cada tres horas, etc.

Estas medidas no garantizan que las personas que las implementen no se van a contagiar. Pero sí reducen el riesgo a sus justas proporciones.

Muchos consideran que los caleños somos una mano de irresponsables que nos vamos a pasar por la galleta esas prevenciones.

Yo no lo pienso así. Estoy convencido de que la inmensa mayoría de los caleños actuará con responsabilidad y se va a cuidar.

Los irresponsables, que los hay en todas partes, son una minoría, lo que pasa es que hacen mucho ruido y las estupideces que cometen, como organizar una fiesta de 40 personas en un cuarto de dos por dos, se vuelven noticia.

Por desgracia, no constituye noticia que un pequeño y modesto local del centro de Cali disponga de todas las medidas de seguridad. Y tampoco es noticia que la gente use el tapabocas y guarde la distancia.

Resultado: por unos cuantos desadaptados que creen que esto del Covid es un chiste y que a ellos no les va a dar porque son muy machos y muy audaces, nos gradúan de irresponsables a los caleños.

Lo único cierto es que a partir de ese lunes tenemos la mejor oportunidad de demostrarle al país y, lo que es más importante, a nosotros mismos, que sí sabemos comportarnos y que vamos a tomar todas las medidas posibles para mantener la expansión del coronavirus en sus justas proporciones.

Lo que hay que tener claro es que en nuestras manos está el demostrar que nos merecemos la oportunidad que nos están dando de ‘desconfinarnos’.

Como dijo el alcalde Ospina al anunciar que declarará la alerta naranja en la ciudad: “El ciudadano debe entender que estamos en momentos distintos donde se pone en peligro la vida, necesitamos una ciudadanía comprometida e informada”.

Ojalá sepamos estar a la altura de este reto. Con esa responsabilidad es con lo único que no podemos lavarnos las manos.

Sigue en Twitter @dimartillo

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS