A un mes de las elecciones

Escuchar este artículo

A un mes de las elecciones

Septiembre 26, 2019 - 11:55 p.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Exactamente en 30 días, los caleños acudiremos a las urnas a elegir al sucesor de Maurice Armitage.

Y de acuerdo con la encuesta que realizó la firma Yanhaas para un grupo de medios de comunicación, entre ellos El País, nada está definido en la competencia por ese cargo.

La encuesta la encabeza Jorge Iván Ospina que obtiene el 28% de la intención de voto, seguido por Roberto Ortiz que alcanza un 23%.

Esa diferencia de cinco puntos no le da ninguna tranquilidad a Ospina. Primero, el margen de error de la encuesta es de cuatro puntos. Pero más significativo que esa escasa diferencia es que el 32% de los encuestados dice no saber aún por quién va a votar o que votará en blanco. Esa franja tan grande de indecisos le introduce un claro ingrediente de incertidumbre a la disputa por la Alcaldía.

Lo que la encuesta parece ratificar es que el próximo alcalde de Cali se elegirá entre Ospina y Ortiz. El margen que le llevan los punteros al resto del ‘lote’ los hace prácticamente inalcanzables cuando la meta electoral está tan cerca.

Lo cual es en verdad una lástima, porque en ese ‘lote’ hay candidatos que merecerían mejor suerte. Como Michel Maya y Alejandro Eder. Ambos tienen méritos suficientes para ser alcaldes de Cali. Michel fue un concejal juicioso, conoce profundamente la ciudad y es un hombre honesto y sensato. Y Eder es un tipo preparado, que ha estructurado un excelente programa de gobierno y ha hecho una campaña creativa y valiente.

Infortunadamente ambos han quedado invisibilizados en medio de la polarización surgida en torno a Ospina y a Ortiz.

Cuando aparece una polarización de estas la gente suele alinderarse con uno de los dos bandos que tiene posibilidades de triunfo y prefiere votar no por el candidato que más le gusta de toda la baraja sino que escoge entre los dos punteros el que más le convence. Es lo que llaman el voto útil.

Ese fenómeno ha ido creciendo en esta campaña y presumo que en este mes se incrementará y que muchos votantes terminarán yéndose ya sea con Ortiz o con Ospina.

La encuesta de Yanhaas refleja una aparente contradicción. Porque a pesar de que Ospina lidera la intención de voto, un contundente 74,3% de los encuestados se manifiesta partidario de que los candidatos que tienen investigaciones en la Fiscalía o la Procuraduría retiren su aspiración.

Y, hasta donde sé, el único aspirante a la Alcaldía que está en esa situación es, precisamente, Ospina quien está ad portas de un juicio y tiene 8 investigaciones vivas en la Procuraduría.

De hecho, Ospina llegó a tener más de 70 investigaciones en la Procuraduría. La mayoría de ellas prescribieron por falta de diligencia de los investigadores y no porque Ospina hubiera demostrado su inocencia. O sea que no hay mucha razón para sacar pecho.

Pero esa aparente contradicción tiene su explicación: muy hábilmente, Ospina ha orientado su campaña hacia los sectores de la población que ignoran lo que ocurrió en su gobierno, como los jóvenes, que en esa época eran niños.

Lo cierto es que, a pesar del respeto profundo que me merecen las candidaturas de Eder y de Michel, a un mes de los comicios tengo muy claro que, en esta ocasión, no puedo votar por ninguno de ellos.

Por una sencilla razón: no quiero correr el riesgo de que ese voto termine ayudando a elegir a Ospina.

Sigue en Twitter @dimartillo

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS