La ministra de mostrar

La ministra de mostrar

Agosto 19, 2018 - 11:55 p.m. Por: Claudia Blum

Quienes hemos trabajado en el campo de la cultura sabemos que esta ha sido la cenicienta de los gobiernos sin príncipe a la vista. En muchos países se piensa que la cultura es un lujo y son las empresas privadas y los filántropos los que se encargan de asumir las mayores responsabilidades. Gracias a la labor de Mariana Garcés en el Ministerio de Cultura, Colombia pudo escapar de ese enfoque y la política cultural logró su lugar como uno de los ejes de la construcción de cohesión e identidad nacional, convivencia y desarrollo social.

Mi hermana y yo estudiamos con Mariana e Isabel Garcés en el Colombo Británico y compartimos momentos inolvidables como las frescas tardes caleñas en las que, después de terminar nuestras tareas escolares, recorríamos en patines de cuatro ruedas los andenes de los barrios del oeste. Más tarde, ya profesionales, en Proartes emprendimos retos como los Festivales de Arte de Cali. En los períodos que aspiré al Congreso, Mariana hizo parte del grupo de colaboradores de sectores sociales ajenos a los partidos políticos que me apoyaron en las campañas. Desde esos años, conocí su capacidad de gestión y dirección, su generosidad, su disciplina y creatividad.

Su ejercicio en el Ministerio marcó un hito para el país. Las políticas y proyectos que ejecutó con excelentes resultados en favor de la lectura, el cine, la música, la infraestructura y el emprendimiento cultural, y para preservar el patrimonio, reflejan su compromiso con el país y su visión estratégica.

Una de sus banderas y obsesiones fue la lectura. Fortaleció la red de bibliotecas, construyó 224 nuevas cada una con 20 mil libros, computadores, conectividad, y capacitación a bibliotecarios. Gracias a esto, el público que visita las 1.500 bibliotecas públicas pasó de 5 a 12 millones y cada municipio tiene la suya. Su proyecto estrella ‘Leer es mi cuento’ amplió los niveles de lectura que pasaron de 1,9 a 2,9 libros leídos al año por persona. Además, pensó en el sector rural y en 13 departamentos instaló 20 bibliotecas móviles que benefician a 200 veredas. Son todas acciones vitales para el desarrollo, pues la lectura es motor del conocimiento, espacio para la ficción y la creación, y factor de equidad social.

Durante su gestión el cine tuvo también gran impulso. Un país que cuenta sus historias y se observa en la pantalla fortalece su identidad y su reflexión como Nación. En su período se estrenaron 227 largometrajes colombianos, incluidas películas ganadoras en Cannes y nominadas en los Oscar. Además, nos convertimos en escenario para filmaciones internacionales gracias a una ley impulsada por ella.

Con persistencia logró para el sector nuevas fuentes de financiación y recursos que en sus ocho años sumaron $2,65 billones, cifra antes impensable, invertidos con ánimo de descentralización entre las distintas regiones a las que recorrió incansablemente. También dejó marcos legales esenciales para apoyar la gestión cultural de proteger patrimonios nacionales sumergidos como el Galeón San José.

Mariana Garcés cumplió la tarea con creces y le pasó la barra cilíndrica para el relevo a Carmen Vásquez –también vallecaucana– de quien esperamos siga fortaleciendo al sector y obtenga grandes aciertos en este importante campo. A Mariana, todo el reconocimiento y gratitud y los augurios de éxitos en las nuevas tareas que emprenderá. Mariana, ¡usted ha sido sin duda la ministra de mostrar!

VER COMENTARIOS
Columnistas