La letalidad de la angustia

Escuchar este artículo

La letalidad de la angustia

Noviembre 17, 2019 - 11:15 p. m. Por: Carlos E. Climent

Las rabias “embotelladas”, las relaciones conflictivas y las injusticias sufridas en silencio, invariablemente están acompañadas por estados recurrentes de angustia. En su conjunto se constituyen en factores demoledores para el equilibrio emocional y la salud física.

Las personas se acostumbran a la angustia cotidiana de tal forma que terminan añorándola. Lo confirma el paciente que dice: “Creo que me he vuelto adicto a mi situación y a la angustia que me produce. Si estoy tranquilo, me siento rarísimo”. Se podría decir que, sus tiranos y las angustias que les generan, terminan siendo “parte del paisaje”. En consecuencia cuando estos pacientes se liberan, gracias al tratamiento médico, se sienten sorprendidos porque se les había olvidado lo que era vivir en paz.

Si bien hay razones internas propias de cada cual, como el carácter inseguro o pasivo-dependiente, también hay circunstancias externas diversas que agravan la sensación de angustia y se suman al estrés cotidiano. Como por ejemplo la sensación de impotencia relacionada con las personalidades conflictivas que torturan a sus allegados por las razones más insignificantes, o el manso sometimiento a relaciones de pareja insoportables, o una insatisfactoria vida laboral de la cual no se puede salir, entre otras.

La “normalización” de la angustia y la tolerancia de circunstancias tan destructivas minan la autoestima de la persona.

Se trae a colación de nuevo, un estudio (1) sobre causas de mortalidad realizado por investigadores de la Universidad de Tilburg en Holanda en un grupo de 5073 mujeres holandesas en buen estado de salud entre los 46 y los 54 años que muestra el efecto letal de la angustia. Al término del seguimiento de 10 años se encontró que 114 (2.2%) de las mujeres habían muerto a causa de cáncer o enfermedades cardiovasculares.

El bajo nivel educativo, el fumar cigarrillo y la soledad eran factores estrechamente relacionados con la mortalidad. Pero haciendo un ajuste estadístico al respecto de estas variables, se encontró que la angustia estaba asociada a un 77% de incremento en el riesgo de mortalidad, particularmente para aquellas mujeres que sufrían enfermedades cardiovasculares.

Por lo anterior es indispensable que cada cual:

*Supere el miedo a tomar decisiones y se decida a hablar con franqueza sobre los temas que le incomodan.
*Haga conciencia al respecto de la importancia de revisar si la angustia que experimenta está relacionada con la insatisfacción de la vida que lleva.
*Considere el reclamo como algo justo, no como un acto agresivo.
*Tenga siempre presente que el adoptar posiciones tolerantes y sumisas debilita las defensas inmunitarias y puede tener graves consecuencias.
*Reconozca su angustia como algo que no tiene porqué aguantarse.
En resumen, que se comprometa a defender sus propios derechos y se aleje de las personalidades “tóxicas” que dominan su vida.
*Denollet J. et al Anxiety predicted premature all-cause and cardiovascular death in a 10-year follow-up of middle-aged women. J. Clin. Epidemiol. 2009; 62: 452-456.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS