Instantáneas

Escuchar este artículo

Instantáneas

Enero 05, 2020 - 06:35 a. m. Por: Carlos Duque

Lo paradójico de los maravillosos cambios que está viviendo la especie humana es que están sucediendo mientras el mundo se incendia.

Me gustaba mucho la Claudia López por la que voté para la alcaldía de Bogotá pero me gusta mucho más la que se posesionó.

“Descíframe o te devoro” –dijo el demonio de la incertidumbre mientras escribía con fuego las claves del ecertijo: violencia, infamia, corrupción…

La estrategia de las mafias de reclutar cómplices en el Estado fortalece su poder porque, a punta de chantaje, neutraliza la acción de la institucionalidad. Se blindan instalándole al Estado un rabo de paja que no le permite actuar en medio del incendio.

Claro que hay una sistematicidad expresa en el asesinato de líderes sociales, defensores del medio ambiente y de los Derechos Humanos: utilizan una misma gramática y lenguaje de sangre para enviar su macabro mensaje de poder. No hay peor complicidad política que aparentar no saber leer.

Y a los culpables les caerá todo el peso de la impunidad.

Muy simbólica la salida del general Nicacio Martínez el 28 de diciembre, día de los inocentes de los falsos positivos.

Todos los días son de los inocentes hasta que no se demuestre lo contrario.

El paro y los cacerolazos destaparon también las fosas comunes con las víctimas de la corrupción, la ineptitud, la injusticia, la politiquería y la indiferencia.

Nada ilustra mejor nuestra fascinación con la violencia que el uso de la pólvora mezclada con el alcohol para celebrar nuestros rituales de alegría: más de 750 quemados con pólvora entre el 24 y el 31 de diciembre, muchos de ellos niños.

Querido Niño Dios: la esperanza que me trajiste llegó sin pilas y no sé dónde se consiguen.

Ponerse en los zapatos del otro, cuando se trata de lo más vulnerables, es caminar descalzos.

El cambio climático incendia a Australia y Trump al Medio Oriente.

Sigue en Twitter @_carlosduque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS