Instantáneas

Escuchar este artículo

Instantáneas

Noviembre 24, 2019 - 06:35 a. m. Por: Carlos Duque

Cuando los jóvenes no encuentran por quien votar salen a marchar.

Y previo a la marcha se dedicaron a promover la economía naranja entre los jóvenes con allanamientos a revistas y colectivos culturales.

Y el gobierno sale a decir que en todo el país salieron a marchar 207 mil personas. No tenían necesidad de poner en evidencia su perversa competencia matemática en lugar de hacer un balance juicioso de los reclamos que la ciudadanía manifestó en las calles.

El próximo presidente de Colombia será el que diga esa ciudadanía que se expresó en la marcha mamada de la polarización, el oportunismo, la politiquería, la corrupción, el odio y la violencia.

El cinismo de los políticos y los partidos son infinitos. Ahora salen a pedirle al gobierno diálogo y concertación a nombre de la ciudadanía. No se dan por enterados que la protesta es también contra de su oportunismo.

“Los colombianos le están diciendo a la clase política, a los gremios, a las instituciones y al gobierno que es hora y les corre el tiempo en contra para que ellos le marchen al país.” – Poly Martínez, Revista Semana.
Las calles gritan lo que los medios susurran.

Toque de queda: el miedo es el mensaje.

Meme publicitario: “Imusa invita al gran cacerolazo nacional”.
Los que no salieron a marchar por miedo o compromiso laboral se hicieron oír a punta de cacerolazos.

Las cacerolas están diciendo que el gobierno está en la olla.

La alocución de Duque el jueves fue como si la marcha hubiera sido a su favor pero saboteada por unos vándalos, y la del viernes que su gobierno ha sido el del diálogo social y que entonces conversemos el miércoles.

Sigue en Twitter @_carlosduque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS