Instantáneas

Escuchar este artículo

Instantáneas

Noviembre 10, 2019 - 09:30 a. m. Por: Carlos Duque

En sus 45 minutos de intervención en el debate de moción de censura en el Senado, el MinBotero hizo un resumen ejecutivo impecable de las razones por las cuáles debía presentar renuncia irrevocable del cargo.

¿Cuántos hechos aislados suman un desprestigio general?

¿En cuántos puntos crecerá el porcentaje desfavorable del presidente en la próxima medición si el 69% de imagen negativa en la última encuesta Gallup no alcanzó a medir el impacto de la moción de censura, el destape de la muerte de menores en el bombardeo y la caída del MinDefensa?

Y en las redes escuchamos con horror voces ofendidas justificando que como la guerrilla, los narcos y los paras reclutan a la brava menores campesinos, los abusan, los arman y los usan como carne de cañón el Estado está legítimamente acreditado para bombardearlos indiscriminadamente.

Justificar la muerte de menores solo cabe en corazones pequeños.

Que si un niño juega con muñecas es porque es marica, y si una niña es obligada a portar un arma es porque es guerrillera y que entonces es legítimo eliminarlos. Cultura de bárbaros.

Mientras la oposición sugiere la renuncia de Duque, el uribismo sigue pidiendo la destitución de Santos.

En el Twitter del Duque nos seguimos enterando de las cosas espectaculares que hará cuando el país esté bajo su mandato.

¿Para cuándo la cumbre entre López Obrador y Duque para discutir sobre la mexicanización del conflicto colombiano?

TOLERANCIA Y RESPETO son dos conceptos fríos y distantes que entrañan un falso protocolo de cortesía: yo te soporto, te admito. La forma honesta de superar la indiferencia, la discriminación y la igualdad es la EMPATÍA, que significa comprender al otro, ponerse en sus zapatos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS