Escuchar este artículo

Instantáneas

Noviembre 03, 2019 - 06:35 a. m. Por: Carlos Duque

Da tristeza ver que todavía hay gente que solo usa la cédula para hacer vueltas en las notarías, en los bancos y en la recepción de las empresas, pero que aún no se dan cuenta que la cédula es el documento que acredita el derecho ciudadano a decidir el rumbo de la sociedad.

Un día eres joven y al siguiente estás madrugando a hacer fila a las 8:00 para votar.

Las elecciones del domingo muestran un cambio político más profundo del que podemos imaginar. Contra los pronósticos de las encuestas fueron elegidos Claudia López en Bogotá y Daniel quintero en Medellín, derrotando a los partidos tradicionales y a la polarización derecha–izquierda.

Mientras las barras bravas en las tribunas vociferan delirantes frente al deprimente espectáculo de la confrontación Uribe–Petro, los espectadores hastiados empiezan a abandonar el estadio en busca de nuevos protagonistas.

Y esta semana los analistas y politólogos estuvieron muy elocuentes, agudos e inteligentes forzando sus argumentos para predecir el pasado.

Bogotá se ve más bonita con Claudia alcaldesa. Llegó la hora de las mujeres, los jóvenes y las minorías.

Protestar en las urnas es mucho más efectivo que criticar en los medios, quejarse en la cama, indignarse en las redes y vandalizar las marchas.

¿Qué tal esos vándalos que encapuchados desde sus cuentas de Twitter se dedican a echar piedra, incendiar y ensuciar el país?

La muerte vuelve a enfocarse en el mapa caucano. Y no es que el Cauca se le haya salido de las manos al Gobierno, pues no se puede salir de las manos lo que nunca se tuvo bajo control.

Andamos más preocupados por las aletas de los tiburones que con las masacres y asesinatos de indígenas.

Lo más trágico es que nunca aprendimos a llorar las muertes ajenas. Nos acostumbramos al tenebroso ritual de sumar víctimas.

Más encartado que Duque con un MinDefensa nombrado por Uribe.

Sigue en Twitter @_carlosduque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS