Instantáneas

Instantáneas

Mayo 19, 2019 - 06:35 a.m. Por: Carlos Duque

Néstor Humberto encontró la excusa perfecta para renunciar. No se iba a dejar sacar a sombrerazos por cuenta de sus inhabilidades Odebrecht.

Dios mío, en tus manos colocamos esta renuncia que ya pasó, y el desbarajuste que viene.

‘Santrich’, los medios y la libertad de exprisión.

Toda persona es inocente hasta que aparece milagrosamente en la Fiscalía la prueba que demuestra lo contrario.

Declarado el estado de confusión interior.

Si la renuncia hubiera sido del Presidente no se habría armado tanto despelote.

¿A qué horas la estupidez se volvió sinónimo de opinión, la marrulla de justicia y el odio de amor a la patria?

Vamos para atrás como el Congreso.

Más de 70 muertos deja la celebración del Día de la Madre. Tocará prohibir las madres.

Y siguen los asesinatos de líderes sociales. Gota a gota la sangre de la paz se agota.

La tala de principios y la deforestación moral tienen a nuestra democracia en peligro de extinción.

Imaginar un mundo en paz y dar la vida por él.

“…De nada sirve una Nación ni sirve un Dios si cada cual sigue llamando justicia a su propia barbarie”. –Ricardo Silva Romero.

Una fotografía es una fracción de mundo atrapada para siempre en el silencio.

Sigue en Twitter @_carlosduque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas