Instantáneas

Instantáneas

Marzo 10, 2019 - 06:35 a.m. Por: Carlos Duque

Antes de nombrar o contratar servidores públicos se les debería hacer el ‘entrampado’ para saber de antemano cuál sería el precio en dólares de su honestidad. Así nos ahorraríamos el escándalo y las neuronas judiciales.

Qué vaina, ya no se puede creer ni en las perversidades de Néstor Humberto.

La verdad será de quien mejor la oculte.

Este lado correcto de la Historia me tiene muy preocupado.

“El apagón de Venezuela es apenas simbólico: la verdad es que a Maduro se le han ido las luces desde siempre”. –@DanielSamperO

Entregarle el poder sobre un equipo de fútbol de mujeres a un director técnico acosador es tan grotesco como lo del cuento ese de nombrar a Drácula gerente del Banco de Sangre.

En una guerra solo hay dos clases de humanos: los vivos y los muertos.

El Día Internacional de la Mujer es una jornada para que los hombres reflexionemos.

El feminismo no es cosa de mujeres. En realidad es un asunto que nos incumbe particularmente a los hombres, sobre todo a quienes tenemos algún grado de poder para influir en la transformación de la sociedad: comunicadores, publicistas, políticos, artistas educadores, empresarios…

El feminismo solo logrará alcanzar sus objetivos de equidad cuando los
hombres lo entendamos. Con buena comunicación las mujeres pueden ayudar a acortar ese proceso.

A aquellas mujeres que nos acusan de entrometidos a los hombres que expresamos solidaridad con su causa les aclaro que no pretendemos apoderarnos del feminismo, solo buscamos sacudirnos este machismo tenaz que las explota, acosa, abusa, maltrata, las viola y las mata.

Mantenerlas bellas, jóvenes y como reinas del hogar es la forma perversa como nuestra cultura machista esclaviza a la mujer.

Sigue en Twitter @_carlosduque

VER COMENTARIOS
Columnistas