Instantáneas

Instantáneas

Febrero 24, 2019 - 06:35 a.m. Por: Carlos Duque

Esa guerra humanitaria de conciertos en la frontera me recuerda la escena famosa de ‘Titanic’ de la orquesta tocando para distraer a los pasajeros mientras naufragaba el barco.

Después de los conciertos en la frontera seguirá el desconcierto humanitario.

Músicos y cantantes de lado y lado se enfrentaron a baladas.

Demolido el edificio Mónaco solo faltaría acabar con el narcotráfico, las narconovelas y la narcocultura, y ya.

¿Y si demolemos los edificios de Odebrecht, Interbolsa y Saludcoop, su acaba la corrupción?

La imaginación del estudiante es más vasta que la del profesor. En la mente del aficionado hay más ideas que en la del profesional.

De nada sirve una educación que reprime la imaginación.

Hay que desconfiar de esos sabios que tienen más certezas que dudas, que tienen más respuestas que preguntas.

Sabia es una persona estudiada y con experiencia que ha aprendido a cultivar sus dudas.

Se cierra el cerco diplomático de Uribe a Duque: ¿JEP, o no JEP?

En lugar de andar poniéndole comparendos a la empanada callejera esta debería ser declarada patrimonio cultural gastronómico de la humanidad.

Y los periodistas que ‘cubren’ Hidroituango, ¿qué han descubierto?

Hace millones de años un meteorito enterró a los dinosaurios. Hoy salen de sus tumbas convertidos en petróleo para acabar con la especie humana.

“Aquí en Colombia la modernidad nos llega de una manera inconexa, aquí por ejemplo llegan primero los carros que las carreteras”. –William Ospina.

Sigue en Twitter @_carlosduque

VER COMENTARIOS
Columnistas