Patrasiadas

Patrasiadas

Octubre 17, 2014 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Mientras el presidente Santos le pone todas las baterías al aún incierto proceso de Paz, descuida frentes vitales al permitir que algunos de sus ministros tomen decisiones apresuradas o se les ‘chispoteen’ declaraciones salidas de contexto sobre asuntos que afectan la economía, el medio ambiente, el clima laboral, la seguridad y el diálogo en La Habana. Esta actitud está originando reversazos del Gobierno que afectan la institucionalidad. ***Al parecer, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no midió las consecuencias del decreto que incluye a Panamá en la lista de paraísos fiscales. Todo por el déficit presupuestal que ha convertido la lucha contra la evasión en prioridad para la Casa de Nariño. La reacción ha sido tan fuerte por parte del gobierno panameño, que su canciller, Isabel Saint, enumeró severas retaliaciones, si Santos no se echa para atrás.***Y aunque la mafia invirtió sus narcodineros en Panamá, hay un importante sector empresarial colombiano, como el todopoderoso banquero Luis Carlos Sarmiento, Bancolombia, Argos y Conalvías que tiene estrechos vínculos con ese país, y no está dispuesto a pagar doble tributación. Si Santos ha tenido que tragarse varios sapos con Venezuela, país con el que Colombia no tiene la magnitud de intercambio comercial que con el Istmo, ya empezó a recular, cuando anunció que “había dado instrucciones a los ministros de Hacienda para solucionar el problema”. *** Otro reversazo fue el del ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, cuyo currículum de experto en Mercadeo nada tiene que ver con páramos, minería o hidrocarburos. En vista de que su cartera es una de las locomotoras del desarrollo de Santos, Vallejo anuncio que agilizaría las licencias ambientales. ¡Ahí fue Troya! Los senadores Jorge Enrique Robledo y Claudia López anunciaron demandas y los ambientalistas se unieron para tumbar el decreto 2820. Se estudia una salida para superar la parálisis que afecta la infraestructura vial ya las multinacionales que estaban listas a depredar nuestro subsuelo con el‘fraking’. ***Bueno, ¿y qué tal el oso del ministro del Trabajo, el ex sindicalista Lucho Garzón, con la propuesta de pagar las horas extras solo a partir de las 10 de la noche? Como sería de absurda su intervención ante empresarios y sindicatos, que prácticamente lo dejaron hablando solo. Desde la Casa de Nariño hubo jalón de orejas. ¿Cuál será su posición frente el salario mínimo? No me gusta este Lucho ministro, es demasiado contemporizador.***Y la gota que rebosó la copa: la ‘chispoteada’ del Ministro ‘Superstar’ de Defensa cuando filtró en una entrevista con Caracol, que ‘Timochenko’ había estado en La Habana. De inmediato la jauría furibista vociferó y trinó, el Procurador mostró sus colmillos limados y, Santos tuvo que aclarar, explicar y dejar sentado que había sido su decisión, en aras de darle una nueva dinámica al proceso. Las versiones van desde que Pinzón parece ministro de Uribe, que como aspira a la Presidencia en 2018, empieza a pisar fuerte para captar los votos de la derecha. Otros afirman que hay una pelea cazada entre él y Frank Pearl, y por último, que Pinzón es quien dice en público, lo que piensa pero calla el Presidente. ***Esperemos que los próximos reversazos no queden en manos del Vice Vargas Lleras, por aquello de las cien mil viviendas de interés social que prometió Santos 1. Las ‘jaulas’, perdón, las casitas para los más pobres, están mostrando fallas: paredes cuarteadas, cimientos inestables, baterías sin instalar. O que los ministros mejor ranckeados del gabinete, Yezid Reyes y Alejandro Gaviria, no se dejen arrasar por los acontecimientos y en lugar de cambio extremo a las reformas de Justicia y Salud, salgan con un simple maquillaje o con un árbol plagado de micos. Amén.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas