Anti-héroes

Escuchar este artículo

Anti-héroes

Enero 02, 2020 - 11:35 p. m. Por: Beatriz López

Hay personajes de la vida pública colombiana, que a pesar de realizar hazañas dignas de exaltar, son motivo de escarnio en redes sociales y medios de comunicación. Los caricaturistas les dedican venenosos dardos y sus contendores aprovechan cualquier oportunidad para denigrarlos.

***

Un ejemplo es Roy Barreras, médico vallecaucano y activo senador de la U, que ha defendido a capa y espada el Acuerdo de Paz. Y, como nadie es profeta en su tierra, el calibalismo lo ha tenido siempre en la mira. No importa que con su valiente actuación en el Congreso, y mediante muy bien sustentadas denuncias, tumbó al inamovible ministro de Defensa Guillermo Botero.

***

Lo que no logró Jorge Robledo del Partido Verde, el senador más votado y respetable Congreso. Ha liderado denuncias contra figuras emblemáticas como el exfiscal Martínez o los casos del cartel de la Toga, Odebrecht y la Ministra de Transporte. Sin embargo, se estrelló con el Ministro de Hacienda, sobre el que disparó toda la artillería verbal y jurídica durante el debate en el Senado. Carrasquilla salió indemne, se atornilló en el poder y sacó adelante la cuestionada Reforma Tributaria.

***

Germán Vargas Lleras, heredero de Carlos Lleras Restrepo, el mejor presidente de Colombia, que tenía todas las posibilidades de llegar a la primera magistratura pero perdió al toparse con la dupla Uribe-Duque. Hoy está dando palos de ciego en el Congreso al ofrecer en bandeja de plata a su bancada para aprobar la Reforma Tributaria, cuyas leyes van a socavar las clases medias y sectores más bajos de la sociedad colombiana.

***

Pero los anti héroes más repudiables son los que forman parte de la escabrosa pandemia de corrupción que ha sufrido el país en las últimas décadas. Algunos están presos, otros fueron beneficiados con casa por cárcel o en batallones militares y unos pocos buscaron asilo ‘político’ en paraísos fiscales.

***

¿Dónde están los $2,5 billones de Folconpuertos? (Luis Rodríguez), o los $26.000 millones de Dagracol? (Hugo Sierra), o ¿los $9.000 millones de Cajanal? (Abogados), o ¿los $200.000 millones de Agro Ingreso Seguro? (Andrés F. Arias), o ¿los $2,2 billones del Carrusel? (Samuel e Iván Moreno, los Nule), o ¿los $1,4 billones de Saludcop? (Carlos Palacino), o ¿los $292.000 millones de Caprecom? (funcionarios), o ¿los $2 billones de la Dian? (funcionarios), o los $600 mil millones de Interbolsa? (Tomás Jaramillo), o los $18 billones de Reficar? (funcionarios).

***

Y, los US$11 millones de Odebrecht, por el cual han sido condenados unos pocos chivos expiatorios: Gabriel Morales, Otto Bula, Bernardo Elías, Plinio Olano. Y ¿los $75 mil millones de Colpensiones? (funcionarios), y ¿los $134.000 millones de Ecopetrol? (Félix Galvis, Fdo. Castañeda), y ¿los $15.000 millones de El Guavio? (Fabio Puyo), y ¿los $54 mil millones, más 9 muertos de Chirajara?, y ¿los $4 billones de Hidroituango? (Uribe, Gaviria, Fajardo, Alfredo Ramos y Salazar), y los ¿1,3 billones del Túnel de la Línea?, ¿más los $1,5 billones de Estraval?

***

Ahí les dejo la tarea de sumar el total de la corrupción en Colombia de finales de Siglo XX e inicios del XXI, así falten datos de otros municipios.

***

PD: Por simple curiosidad, ¿cuánto invirtió la exgobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, en la voluminosa publicidad sobre su gestión, en todos los medios de comunicación (radio, televisión y prensa) del país? ¿Fue una novedosa campaña pre-presidencial hacia el 2022?

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS