Sí se puede

Escuchar este artículo

Sí se puede

Julio 02, 2013 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

El nuestro no es un país violento ni de criminales, como a veces se predica, pues la mayoría de las personas no son violentas ni cometen delitos. Pero tenemos niveles altos de violencia y el delito es pan de cada día.La violencia y el delito varían dependiendo de la región y la ciudad, y al interior de las ciudades también hay diferencias, dado que la violencia tiende a estar concentrada en zonas y barrios, como ocurre en Cali, en el distrito y la ladera.Esta situación no es sólo de nuestro país. En otros países de América Latina y el Caribe, en especial en México y Centro América, la violencia y el crimen son hoy un problema, igual o más complejo que el que presenta Colombia.Lo interesante de la violencia y el delito es que se puede evitar y que se pueden prevenir. Es decir, cuando se cuenta con buenos programas, es factible evitar la violencia y el delito. No es fácil, pero hay muchas pruebas de que es posible.Esa fue la razón que llevó al Gobierno Nacional, la Alcaldía de Cali y al Banco Mundial, a realizar la Conferencia ‘Soluciones Integrales para la Prevención de la Violencia y el Delito’, que durante cuatro días se realizó en Cali.Durante esos días, más de 300 alcaldes, vicealcaldes, funcionarios, expertos y académicos, pudieron conocer de primera mano algunas de las experiencias internacionales exitosas para prevenir la violencia y el delito.Más de quince experiencias exitosas para la prevención de la violencia y el delito, en la familia, en la escuela y en las comunidades, y en relación con los jóvenes y las pandillas, y por parte de la policía, se expusieron en el evento.Al escuchar algunas presentaciones, recordé experiencias exitosas de Cali, como la de la Hermana Alba Stella en el Distrito, el de Siloé Visible que lidera Viviane Armitage y el Tecnocentro Somos Pacífico, todas estas de lujo.Qué importante es constatar que sí se pueden prevenir la violencia y el delito, que siendo importante la labor de la Policía, es clave la prevención social. Y que el Gobierno Nacional y la Alcaldía estén comprometidos con la seguridad. Y por último, que estos eventos de realicen en Cali, que está en pleno resurgir.Un punto interesante, y en el cual recalcaron los expositores internacionales que participaron en el foro sobre violencia y consumo de sustancias sicoactivas, fue el de que la Comunidad tiene una responsabilidad enorme, y no se trata solo de leyes, restricciones y medidas policiales. Si no se trabaja en conjunto, como en una piña, unidos y entrelazados, no se logrará nada, y esto es importantísimo para una ciudad como Cali en que cada institución, fundación, entidades sociales privadas o estatales se comportan como repúblicas independientes, inclusive poniéndose palos en la rueda. El día en que dejemos de ponerle nombre propio a las obras, habremos avanzado enormemente.Casos como el del Icbf que torpedea la labor de la hermana Alba Stella en el Distrito, hasta el punto en que esta mujer prefirió no trabajar más con madres gestantes adolescentes, no se deben repetir.Dejemos los egos de lado y unámonos para lograr un verdadero cambio en la seguridad y convivencia. Todos podemos, si queremos, vivir en armonía y respeto.Felicitaciones a todos los que vinieron a compartirnos sus experiencias y a la Alta Consejería para la Seguridad y Convivencia Ciudadana.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS