Nairo - chavismo

Nairo - chavismo

Septiembre 13, 2016 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

-“... Que el mundo entero sepa que nuestro país es paz y amor…”. Estas fueron las palabras que el campeón mundial de ciclismo Nairo Quintana -Nairo-Man, King-Tana, el nuevo rey de España-, pronunció emocionado, desde una mirada limpia y serena, ante el mundo entero y los miles y miles de aficionados que copaban los alrededores de Cibeles, la Castellana, el Paseo del Prado, Alcalá y la Gran Vía.Un atardecer en colores pastel servía de telón de fondo al podio rojo mientras la noche madrileña se acercaba, envolviendo el ambiente y un halo de luces misteriosas se enlazaban en claroscuros inolvidables.Chris Froome a su derecha y Esteban Chaves -el Chavito- a su izquierda. Dos colombianos compartiendo podio, dos jóvenes que se hicieron solos, que vivieron privaciones económicas en su infancia, que fueron subiendo, escalón por escalón, paso a paso hasta tocar la gloria mundial.El mundo los aplaude hoy, pero Colombia nunca hizo nada por ellos. El sector privado a excepción talvez de Postobón, siempre ha estado de espaldas a este deporte que es el que más triunfos le ha dado a Colombia. Si no hubiera sido por el apoyo de Austria y España este triunfo hubiera sido imposible.A ver si las empresas se meten la mano al dril para apoyar las ligas menores de ciclismo. Este deporte es el “deporte del hambre” y en este país solo reciben aplausos cuando llegan al podio, de resto no existen, subsisten, si es que pueden. De resto, el futuro es incierto y negro.Muchos como ellos se lanzaron al monte, otros integran pandillas, Colombia siendo un país inequitativo, donde las oportunidades son contadas en las manos. Me pregunto cuántos miles de jóvenes, en estos cincuenta años de guerra insana, yacen bajo tierra o flotaron río abajo sin que nadie pudiera encontrarlos jamás.Me declaro Nairo-chavista. Su mensaje al mundo fue de Paz, esa que ya están empezando a sentir millones de colombianos, que ya duermen tranquilos en sus pueblos y veredas. Esos que vivieron el infierno de fuegos cruzados, esos que jamás han tenido escoltas, ni porteros, ni clubes. Esos hermanos que para los citadinos de las grandes capitales son simples estadísticas de noticieros y periódicos.Gracias Nairo Quintana y Esteban Chaves. Gracias a los triunfadores en los Olímpicos de Río, que tuvieron que recorrer un camino duro, solitario y nos han regalado los triunfos más hermosos. Esos que se logran a base de tesón, de esfuerzo titánico, de soñar lo que se creía imposible y convertirlo en realidad.¡Gracias al Sí que será rotundo, muchos más jóvenes podrán realizar sus sueños porque Colombia ya sello un compromiso con la Paz!***PD. Mientras tanto una propietaria de la nobleza chibcha-ibérica de la fría capital, puso el grito en el cielo porque en su apartamento el ‘ascensor del servicio’ estaba descompuesto y tuvo que “compartir con un conductor” cuatro pisos. Esa noble dama naturalmente votará por el No...***PD2. ¡Soy Nairo-chavista. Soy del Sí. Estoy feliz con la caída del Inquisidor. Soy partidaria de los matrimonios de parejas del mismo sexo. Soy partidaria de que adopten niños. Estoy orgullosa del presidente Santos que logró callar las armas para iniciar un camino diferente al de la muerte y el terror!

VER COMENTARIOS
Columnistas