Liberales sin partido

Escuchar este artículo

Liberales sin partido

Julio 02, 2018 - 11:40 p. m. Por: Aura Lucía Mera

Realidad monda y lironda. El Partido Liberal. Aquel que surgió en Colombia contra viento y marea. Aquel que fue satanizado y excomulgado por los godos y la Iglesia Católica. Que no se podía pronunciar en ciertos lugares so pena de merecer corte de franela, léase degollarlo y sacarle la lengua por el cuello, ser violada delante de los hijos y otras consecuencias similares. Aquel Glorioso Partido por el cual sacrificaron sus vidas miles de ciudadanos, logrando que Colombia saliera poco a poco de la Inquisición, el Concordato, la mojigatería y la caverna de la edad media, murió.

Aquel Partido de José Ezequiel Rojas en 1838, Benjamín Herrera, Jorge Soto, del Corral, Rafael Uribe Uribe, Alfonso López Pumarejo, Darío Echandía, Jorge Eliécer Gaitán, Luis Carlos Galán entre otros líderes que siempre batallaron por la libertad de cultos, la justicia social, la libertad de prensa, ha sido descuartizado, desmembrado y vuelto trizas por su último directivo que traicionó todos los principios, César Gaviria Trujillo.

El Partido ha muerto. Pero el Liberalismo no. Tampoco sus ideales ni sus principios. Millones de colombianos creemos y practicamos ideas de igualdad. De libertad. De justicia social. De respeto por la libertad de cultos, por la diversidad sexual, por los derechos de las mujeres sobre sus cuerpos.

Por eso aplaudo emocionada la decisión de Juan Fernando Cristo de entregar oficialmente el ‘carnet’ del Partido difunto y seguir luchando y defendiendo sus ideas.

Convocando a todos los ciudadanos que compartimos esta forma de pensar para crear un nuevo Movimiento que, sin politiquerías, intereses personales, codicia, personalismos ni vicios logre convertirse en una fuerza ideológica importante, que logre devolverle la brújula perdida y bastardeada que ha llevado al país a este salpicón de fragmentos, polarizaciones, odios personales, traiciones, revanchismo y caudillismos populistas de extrema derecha y mesianismo de izquierda.

Aplaudo a Humberto de la Calle, Sergio Fajardo, Carlos Fernando Galán y tantos otros que no figuran en los círculos políticos pero son ilustres académicos, empresarios, sociólogos, escritores y periodistas que se han mantenido firmes en sus convicciones y no se han vendido al oportunismo ni hay canjeado sus convicciones por ninguna prebenda de poder.

Colombia necesita un nuevo Partido. Basado en principios de libertad y respeto. Un Partido de Centro donde quepamos todos los que queremos ayudar a formar un país diferente, pluralista, incluyente. Sin mermelada, sin judas, sin roscas ni gamonales.

Como el principio fundamental del antiguo liberalismo: la Patria por encima de los Partidos. Todavía estamos a tiempo. ¡Empecemos ya!

***

Posdata. ¡Suerte Colombia! En fútbol y en todo lo demás. Apoyaremos todas las buenas iniciativas. Lo más importante es Colombia. ¡Ni un paso atrás!

***

Posdata 2.
Presidente Santos. Usted es el mandatario de todos los de la tarde. No permita que desbaraten sus logros. Paz. Cultura. Educación. Vías. Salud. Usted sigue teniendo la sartén por el mango. Confiamos en su firmeza y convicciones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS