In memoriam

In memoriam

Septiembre 30, 2014 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Mañana miércoles la Noche Rosada que se realizará en el Hotel Dann, como todos los años en octubre, dedicada a informar a todas las mujeres sobre la detección temprana del cáncer de seno, tendrá un significado muy especial: estará dedicada a la memoria de Martha Gutiérrez, directora de la Fundación Ámese capítulo Cali, que tiene como objetivo ayudar a las mujeres que padecen esta enfermedad.Martha, sin temor a exagerar, fue una mujer irrepetible. Una fuerza interior la empujaba a sobreponerse a todas las dificultades. Mano derecha de Juan José Lulle en el Ingenio del Cauca durante muchos años, se retiró para estudiar sicología, cuando le detectaron un cáncer de mama.Gracias a la intervención oportuna de la doctora Diana Currea, ese ángel que ilumina desde el séptimo piso de la Valle del Lili, el cáncer de Martha estuvo bajo control muchos años, años en que se entregó por completo a la Fundación Ámese. A ayudar a las mujeres de los barrios más vulnerables.La recuerdo, ya con una metástasis que le avanzaba vertiginosamente, cómo sin darle importancia a sus dolores se entregaba con pasión a su Fundación y a la organización, de la mano de Diana Currea, de esa Noche Rosada. Hablé con Martha pocos días antes de su muerte. Me pidió que le llevara duraznos. Tenía ese antojo. Fui a llevárselos. La tenían aislada en un recinto. Oscuro, sin aire, sin ventanas, en la clínica Saludcoop de la Calle Novena sur. Allí, postrada, perfilada, pero serena, acompañada por su hijo Andrés Felipe, me comentaba sus planes para seguir ayudando a las mujeres menos favorecidas. No se doblegó hasta el último momento. Afortunadamente, con el apoyo de Juan José Lulle se logró que la sacaran de esa cueva oscura y la trasladarán a una habitación con ventanas.Este año, mañana, Martha no estará con nosotros, pero sentiremos su presencia, recibiremos su fuerza y su energía y seguiremos alimentándonos de esa pasión por ayudar y jamás doblegarse ante el dolor. La Noche Rosada será in memoriam de esta leona luchadora que para cientos de mujeres en el Valle y Cali nunca morirá. También recordaremos a María Cristina García, otra luchadora que este año no nos acompañará.Diana Currea, esta mujer que parece que la hubieran enviado directamente desde una estrella para ayudar a detectar, combatir y curar el cáncer de seno, nos regala otra Noche Rosada. Mañana nos encontraremos, mujeres de todas las edades unidas por la esperanza y el dolor, por la fe y el deseo de ayudar. La Noche Rosada. Una noche que deja impronta en el alma.***P.D.: ¿Por qué las cárceles de mujeres no tienen mamógrafo? ¿Por qué a las reclusas les otorgan permiso para consulta cuando ya es muy tarde? ¿Por qué las drogas necesarias muchas veces se las niegan o dilatan a las mujeres más vulnerables? ¿Por qué no mandan a sellar el antro de SaludCoop, mal llamado clínica, de la calle Novena sur?***P.D.: El cáncer de seno si se detecta a tiempo es curable. Lo digo por experiencia propia. ¡Gracias Diana por tu terquedad en perseguirme para salvarme!

VER COMENTARIOS
Columnistas