La esperanza de Buenaventura

Escuchar este artículo

La esperanza de Buenaventura

Noviembre 17, 2019 - 06:10 a. m. Por: Arquidiócesis de Cali

De la mano del señor vicealmirante de la Fuerza Naval del Pacífico, Antonio José Martínez Olmos, los líderes de Buenaventura comenzamos un proceso de trabajo solidario para ir cambiando la cara de nuestra ciudad.

Todo se inició con la siembra de árboles en distintos lugares para embellecer ciertos sitios emblemáticos: avenidas, parques y algunas comunas.

En corto tiempo se transformaron pequeños, pero representativos espacios en bellos lugares hasta el punto de volverse atractivo para los turistas, prueba de esto es el bulevar, el sector de la Catedral y algunas avenidas.

Pero sembrar esperanza fue mucho más que esto. Se hizo una apuesta ciudadana para comenzar a hablar bien de Buenaventura, para resaltar lo positivo, para descubrir liderazgos, para crear conciencia de la importancia del reciclaje, para apostarle a un nuevo gobierno distrital.

Creemos que cuando una sociedad cambia la manera de pensar su territorio, sus relaciones y sus posibilidades, la transformación es mucho más fácil de realizar.

Ahora, después de unas elecciones para los distintos cargos públicos, esta ciudad tiene una luz de esperanza, surgen expectativas frente al nuevo gobierno que iniciará el primero de enero del 2020. Haber derrotado todo tipo de maquinarias, en unas votaciones que han sembrado un cambio, ya es terreno ganado. En las calles todos comentan sobre la gran responsabilidad que va a tener el nuevo Alcalde salido de las entrañas del Comité del Paro Cívico de Buenaventura. Ya no hay más disculpas, ya no hay más plazos para hacer de este territorio lo que realmente se merece.

Buenaventura siembra esperanza para el país y para nosotros mismos. En esto estamos todos empeñados para que por fin logremos superar las dificultades por la falta de agua, los problemas de salud y los demás temas sociales que nos aquejan. Rodear, acompañar, proteger y vigilar todas las actuaciones del nuevo mandatario y del grupo de servidores que lo va acompañar, será una tarea de toda la sociedad bonaverense.

Este pueblo lo eligió y este pueblo le exigirá. Es ahora o nunca.
Dios quiera que la comunidad de Buenaventura, el nuevo gobierno distrital, los empresarios, el gobierno nacional y los demás actores sociales, podamos unirnos en un solo propósito: Sacar a Buenaventura del atraso en el que nunca debía haber estado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS