¡El bautismo de Jesús!

Escuchar este artículo

¡El bautismo de Jesús!

Enero 12, 2020 - 06:10 a. m. Por: Arquidiócesis de Cali

En el camino celebrativo que iniciamos con el Adviento aparece hoy en la bella liturgia de nuestra Iglesia Católica: ‘El Bautismo de Jesús’.

Todos podremos preguntarnos: ¿No enseña la Iglesia que uno de los efectos de este sacramento es borrar el pecado original? Y Jesús, Hijo de Dios, ¿es entonces pecador y debía ser redimido de esta culpa? No, desde luego como lo afirma la Escritura: “Se hizo en todo semejante a nosotros menos en el pecado”. La realidad es mayor y las consecuencias inimaginables. Así debía cumplirse toda justicia y Jesús a quien hemos celebrado en la naturaleza humana, encarnado, y nacido quiso darnos ejemplo en todo y hacerse modelo de la perfección a qué todo bautizado debe aspirar: tener la certeza de cómo se hace uno hijo de Dios y es rescatado de las tinieblas y la angustia que produce el pecado.

¡El evangelio señala que Jesús una vez bautizado salió a predicar las exigencias del Reino, asumió su nuevo encargo de mensajero de un Dios pleno de misericordia y ungido hasta el corazón del verdadero Amor! Así comienza a expresarse como agente de la verdadera bondad de un Dios que llama, espera, ¡perdona y salva! ¡Su rostro se transfigura a la par de su vida porque está poseído de la novedad del Espíritu que se posa sobre Él, y tendrá la fuerza inocultable del Espíritu!

¿Todos los bautizados tenemos conciencia de esta profunda y gran realidad que nos es regalada cuando somos bautizados? Hoy que predomina la paganidad y la materialidad, la pérdida de lo trascendente, ¿no será ocasión esta festividad de pensar en la grandeza de ser hijos de Dios y herederos del cielo por este bello sacramento? ¡Cuántas veces lo mundano quiere excluir el carácter sagrado y Cristiano de nuestras vidas volcando todos los preparativos y la misma celebración sacramental hacia el aspecto social, y mundano!

¡La vida de un bautizado tiene que ser diferente a la que propuso el mundo! ¡Somos hijos de Dios y no de las oscuras tinieblas que nos pretende imponer el mundo! Redescubramos la grandeza de ser bautizados.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS