Ascender es subir

Ascender es subir

Junio 02, 2019 - 06:10 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

Por monseñor José Alejandro Castaño Arbeláez, obispo de Cartago.

La ascensión del Señor que hoy celebramos es signo de júbilo y esperanza, pues de ella estamos todos llamados a participar; etimológicamente ascender es subir de lo bajo a lo alto de lo inferior a lo superior, y en lenguaje ordinario buscamos ascender en el empleo, reconocimientos, en categorías sociales y no pocas veces en mejoras salariales.

“Logré un ascenso en mi empresa, en mi trabajo”, es una expresión habitual y un deseo ordinario que cuando lo obtenemos nos alegra. Suele ser fruto del esfuerzo, de la tenacidad, de la fuerza ínsita en el corazón de superarnos; así en la vida cristiana y en el camino que Jesús nos propone, esta realidad no es menos recurrente y ni siquiera casual.

Hoy al celebrar la partida, el regreso del Señor a la Gloria del Padre, de la que nunca se alejó en el lenguaje de los primeros teólogos de la Iglesia, nuestro deseo vehemente tiene que ser aquel estado de Gloria, de mejoramiento espiritual, de plenitud que el Enviado del Padre vino a ganarnos para siempre.

Con razón señala el gran Doctor de la Iglesia, San Agustín: “La resurrección del Señor es nuestra esperanza, la ascensión nuestra glorificación”; y en otro lugar: “Si es Hijo de Dios que descienda de la Cruz”, vez que hizo más de lo que le exigían ellos en chanza. Más es resucitar del sepulcro que descender del madero; cosa más poderosa es que se resucite asimismo un muerto que no haber muerto. La grandeza del poder del Señor, atendiendo a que se hizo pobre, se manifiesta en la virtud de la resurrección.

Acaso el Apóstol Pablo no enseñó a los primeros cristianos: “Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe e inútil nuestra esperanza”. El hombre de hoy necesita aspirar, elevarse en el espíritu, buscar con vehemencia los bienes superiores y no solo los efímeros de este mundo que no colman la ansiedad del corazón.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas