Yo voy a votar por Viviane

Yo voy a votar por Viviane

Abril 26, 2018 - 11:45 p.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Pasaron tres debates sin que se invitara a Viviane Morales, la única mujer candidata a la Presidencia en este momento, pues Piedad Córdoba renunció cuando se dio cuenta que las mujeres iban de segundonas. Viviane no tuvo la oportunidad de contarle al país que había sido la séptima fiscal colombiana y la única mujer y que por esas cosas que ocurren en Macondo le había tocado renunciar. Cumplió con creces con su gestión en los dos años al frente de la Fiscalía y sus subalternos lloraron su despedida. Viviane fue una jefe excepcional, una mujer con instinto materno. Tampoco pudo decirnos que en la Universidad del Rosario logró el mayor reconocimiento al haber sido elegida colegial.

Nadie supo que era la madre de la ley de cuotas. Fue ella quién luchó en el Congreso para que se reglamentara ese precepto constitucional que la Federación Internacional de Abogadas había logrado incluir en la Constitución del 91. No es con varita mágica que hemos tenido un mínimo del 30% de mujeres en los gabinetes de los presidentes posteriores a la ley 581 del año a 2000 y el acceso a todos los cargos que se hacen por medio de ternas donde debe haber como mínimo una mujer. Fue una dura tarea silenciosa de las mujeres. Una revolución pacífica sin muertos y sin armas.

Muchas de nuestras congéneres están hoy en importantes posiciones y ninguna se atreve a decir como lo hizo Margaret Thatcher, nada le debo a las mujeres. Más de una en posiciones claves como nuestra Gobernadora tienen gabinetes con mayorías femeninas y políticas de apoyo a la problemática de genero.

El machismo fue patente en el debate en RCN cuando se respondió a la pregunta sobre cómo prevenir el embarazo en adolescente y el candidato Duque, horror de los horrores, dijo que había que mandar a trabajar a las niñas para prevenir el ocio, privándolas de su derecho a estudiar y promoviendo el trabajo infantil. 9 de cada 10 mujeres que han estado embarazadas entre los 13 y los 19 años abandonaron sus estudios; y el 62,6% son pobres o muy pobres casi se puede decir que es una invitación a la prostitución infantil. A nadie se le ocurrió la formula de mi tía que fue monja durante 40 años y cuando salió del convento se fue a Boston a dictar cátedra sobre sexología. Ella decía: “Mijas, a las adolescentes hay que darles la píldora en el café todos los días, pues ese coctel de hormonas no se lo resiste nadie”. Hoy en día existe la pila y la coloca Bienestar Familiar.

Somos 18,6 millones de mujeres habilitadas para votar, sé que es utópico convencerlas que voten por la mujer pero en esa polarización que está el país sería una respuesta digna al hastío que se siente con la corrupción y el machismo.

Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas