La nueva economía

Escuchar este artículo

La nueva economía

Julio 02, 2020 - 11:45 p. m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

La economía del regalo llegó al mundo con el coronavirus. Primero fueron los trapos rojos en las ventanas de aquellas personas que no tenían ingresos, vendedores ambulantes, amigos de lo ajeno, pordioseros, trabajadoras sexuales. Los vecinos fueron los primeros en responder llevando un plato de comida y luego aquellas mujeres con vocación de ayuda empezaron a hacer las ollas comunitarias.

Dice María Esther, asistente de enfermería: me dio pesar de algunos vecinos que estaban con los brazos cruzados como resultado de la cuarentena. Unos jóvenes de la parte alta de Siloé, entre ellos uno en silla de ruedas tocó a mi puerta y me dijo que si les colaboraba haciendo una olla comunitaria. Empezamos a ir de casa en casa para ver cómo nos colaborábamos. Los comedores comunitarios en Siloé habían parado como cosa extraña una semana antes de la cuarentena. Recogimos suficiente comida para hacer 200 almuerzos una libra de arroz aquí unos fríjoles allá, otros tenían plátanos y papas. Nadie se negó y como Siloé es de puertas abiertas la gente colaboraba sin necesidad de pedirles el favor.

En ese momento en Colombia floreció la solidaridad y los trapos rojos fueron desapareciendo. Los más pudientes hicieron mingas para recoger mercados, gobierno, políticos, iglesia, todos estaban conscientes que nadie se podía morir de hambre. La olla comunitaria de Siloé, con el trabajo gratuito de las mujeres no ha dejado de entregar 200 almuerzos diarios, a veces no saben qué hacer, no llega ayuda del Gobierno y la arquidiócesis pone condiciones. Un día fotógrafo nos regaló 30 almuerzos, dice María Esther.

Así, en Colombia crece la economía del regalo y el Gobierno promueve una campaña pedagógica llamada ‘Ayudar hace bien’. Las señoras de Siloé, del Distrito de Aguablanca cocinan gratis, y los recursos fluyen donde se necesitan. Bienestar Familiar se percata que hay niños desnutridos. Dilian Francisca Toro en Facebook Live ‘ABC Dilian’ propone el ingreso mínimo vital, propuesta que ya hace algún tiempo circula en el planeta.

No todo el mundo ha entrado en la economía del regalo, los bancos colombianos siguen cobrando intereses cuando en el mundo el interés es negativo y sobre todo aquellos del famoso microcrédito que siguen pasando de agache, y cobrando esos intereses de usura sin que el Gobierno los sancione.

El mundo no será lo mismo después de la pandemia, ya algunos se han reinventado nuevas vidas, ¿seguiremos trabajando desde la casa? ¿Volveremos a abrazarnos? Sí necesitaremos tantos vestidos y tantos zapatos, o con tres pares basta. Ya conocemos los viajes virtuales y para qué coger un avión cuando podemos ver el mundo en tercera dimensión.
Volveremos al campo y las viviendas de interés social no serán en apartamentos de 50 metros sino en casas donde puedan sembrar hortalizas y ser autosuficientes, esto nos lo ha enseñado esta pandemia que nunca pensamos que nos tocara vivirla.

Sigue en Twitter @Atadol

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS