El Sí y el No

El Sí y el No

Septiembre 30, 2016 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Voto por el Sí porque comparto con José Mujica, el expresidente uruguayo, quien dice, que si Colombia Dice ‘No’, queda como un pueblo esquizofrénico. Ningún proceso de paz ha tenido tanto acompañamiento internacional como el de Colombia, allí están Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos, los países escandinavos, nuestros vecinos latinoamericanos. Qué vergüenza que seamos tan obtusos que el plebiscito pudiera llegar a ser el plebiscidio. Veo cada vez más que Uribe y Pastrana se quedan solos y ahora más con la adhesión del exprocurador Ordoñez que ha reafirmado la maléfica campaña por el ‘No’. Imposible no emocionarnos ante la firma del acuerdo de Paz en Cartagena y la reunión de perdón con los familiares de los diputados en La Habana. Hemos llorado, como lo hicimos con las medallas de las olimpiadas, con el triunfo de Nairo Quintana, con los goles de nuestra selección. Los argumentos por el ‘No’ todos los días pierden más y más peso. Es que no podemos votar por algo que no conocemos decían algunos, pero la pedagogía del plebiscito ha sido tan extensa que hasta los analfabetas la conocen. Veo a aquellas personas que aún se aferran al ‘No’ tímidamente tratando de argumentar conceptos indefendibles como que Colombia se va volver Castro-Chavista, que Timochencko va a ser el próximo presidente, y que esa justicia transicional lleva a la impunidad.Lo que sí me causa pánico es el escenario opuesto. Lo han dicho los que estuvieron en La Habana, no va a haber renegociación entre el Gobierno y las Farc. Se aceptan las decisiones de los tribunales de paz. Habrá un castigo más constructivo que el tradicional del encierro entre criminales de la misma calaña. El regreso a la vida civil va a ser colectivo y comunitario o sea que los guerrilleros no van a andar rampantes por las ciudades como sí lo hicieron los 30.000 paras reinsertados por Uribe, que ahora han engrosado las filas de las Bacrim. Es ingenuo pensar que las Farc van a sentarse a renegociar con los seguidores de Uribe. Probablemente no vuelvan al monte sino que se dediquen al terrorismo en las ciudades. Nos volveríamos otra Siria, ahí sí, Colombia sería invivible. ¿Y el Ejército? tampoco va a querer volver a combatirlos. Terminaríamos en un país de nadie, y entonces sí, empaque y vámonos. ¿O será que el trío: Uribe, Pastrana y Ordóñez y sus alegres muchachos y muchachas, van a dar un golpe de estado y armar nuevamente las convivir para pedirles a los paras que vuelvan a defendernos? No, eso no es el país que queremos.Pido votar por el Sí, porque nos abre las puertas a la Colombia del Siglo XXI, una Colombia humanitaria que aprovecha su riqueza no sólo material sino humana. Pido votar por el Sí porque las mujeres no queremos parir más hijos para la guerra. Queremos parir hijos e hijas para la nueva Colombia, la Colombia de la paz.Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas