Con camándula ajena

Escuchar este artículo

Con camándula ajena

Julio 26, 2013 - 12:00 a. m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Cali está de fiesta. Clara Luz Roldán contra todos los pronósticos entregó las obras de infraestructura de los Juegos Mundiales y si uno no es cositero todo está bien. No aparece la mascota. A algunos voluntarios les dio ataque de hambre después del exiguo sandwich del almuerzo y a otros nos tocó explicarles a los visitantes que hacían unas personas en vestidos teatrales en una tarima en la Plazoleta de la Merced. Era la celebración de los 477 años de Cali, que en vez de presentar como lo hizo Telepacífico en sus 25 años grupos artísticos, desde el Ballet de Cali hasta las expresiones de Salsa y folklore se invitó a los representantes de las diferentes creencias religiosas a pedir perdón por Cali como si fuera una incorregible pecadora. No había una pantalla gigante donde se expusiera la historia de la ciudad, nada visual que entendieran personas hispano no parlantes. El Alcalde que tiene visión internacional no debería haberse dejado llevar a por la cultura pueblerina de algunos de sus asesores. Tampoco están todos los que son, ni son todos los que están. Por ninguna parte se menciona a Pascual Guerrero que fue a Kaohsiung en la República China de Taiwán y peleó por la sede para Cali de los juegos Mundiales con el apoyo de la Gobernación. No se si nuevamente Pascual habrá caído en desgracia con el establecimiento, que ha menudo lo ha discriminado.El túnel mundialista se inauguró con bombos y platillos. El ex Alcalde Jorge Iván que en estos días sufre de melancolía, fue el único que le paró bolas a Elly Burchard que venía tratando de llevar a cabo su propuesta, para algunos un poco loca de hundir la Avenida Colombia. No se le dio el crédito a Jorge Iván por la Plazoleta de la Caleñidad con la cual había soñado y la rebautizaron Jairo Varela. Podría haber sido Gloria Castro o Leonor González Mina.Al Ballet de Cali le fueron quitando su participación en los eventos culturales hasta quedar reducida a su más mínima expresión. Tenemos el mayor proyecto educativo cultural y de generación de empleo para los jóvenes del continente, un ejemplo para la Locomotora de la Prosperidad como es Incolballet y ahora tratamos de quitarle el piso. Ya no hay fondos de la Nación para el Festival Internacional de Ballet. El Festival de Arte que creó Fanny Mickey se convirtió en un evento de Danza en directa competencia con este Festival que lleva ya siete años. Con todos los recursos, no solo en dinero de la Nación sino con el apoyo de la prensa que con perdón de los medios le quitó la importancia del Festival de Incolballlet para dársela al lanzamiento de un festival “dizque” de danza, ya no Festival de Arte de Proartes. ¿Hay Antropofagia? ¿Que más hay detrás de eso? ¡Hay que averiguar!

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS