Escuchar este artículo

2021, un nuevo mundo

Enero 03, 2021 - 11:45 p. m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Empezamos el 2021 en el umbral de incertidumbre. Algunos han decidido ignorar la pandemia y jugársela a la ruleta rusa, participando en fiestas, manifestaciones y jolgorios como si el mundo ya hubiera regresado a la normalidad. Otros tienen el síndrome de la cabaña y están felices trabajando desde sus casas o haciendo uso del buen retiro.
También está la gente que depende del trabajo de la calle, vendedores ambulantes, pordioseros y raponeros quienes si bien ya el gobierno les ha devuelto la capacidad de salir se encuentran en la difícil situación de que las calles siguen vacías, que la gente no tiene plata, y que muchas personas han aprendido a defenderse en forma virtual, comprando lo necesario a domicilio, pidiendo los antojos por Amazon y pagando sus cuentas e inclusive los servicios por internet. También los espectáculos se han vuelto virtuales, las salas de cine, de conciertos y de teatro permanecen cerradas.

Los más audaces han hecho uso de los planes del gobierno para promover el turismo y aunque no todos se arriesgan a montarse en un avión y muchos deciden recorrer el país por carretera.

Lo cierto es que todo el mundo está en la espera de la vacuna, con la idea que esta es la varita milagrosa y que de un momento a otro podamos volver a la normalidad. A Colombia se le critica por no empezar con la vacunación masiva inmediatamente como lo han hecho en Latinoamérica, Chile, Costa Rica, México y Argentina y aunque el Gobierno dice que necesita el mes de enero para preparar a el país, los gremios médicos ante la emergencia sanitaria y la muerte del personal de la salud ocasionada por el recrudecimiento de la pandemia están exigiendo al Gobierno que la vacunación se haga ya, pues piensan que esperar un mes sería criminal contra el gremio.

Dicen los expertos que la vacunación tomará más de seis meses. Son dos dosis de la vacuna de Pfizer y la de AstraZeneca, pero aún no se sabe por cuánto tiempo se dará la inmunidad pues es una vacuna nueva. El pensar que en el 2021 volveremos a lo que era el mundo en los primeros meses del 2020 antes de la pandemia pareciera utópico. El trabajo a distancia sin marcar tarjeta, el colegio en casa, la solidaridad voluntaria con los más necesitados, los foros virtuales, las nuevas formas de rebusque buscando alternativas de trabajo por el internet o a domicilio son paradigmas de relacionarse que le han dado un cambio profundo al mundo. Hemos podido vivir sin el consumismo desaforado, no hay que comprarse un vestido nuevo todos los meses, ni salir una vez a la semana a comer a un restaurante o a pasearse por los centros comerciales a ver qué se nos antoja o beberse en el bar de la esquina el sueldo de la quincena. El planeta ha empezado a recuperarse del maltrato de siglos y la economía tendrá que adaptarse a nuevos parámetros de consumo que seguramente llevarán también a una economía más equitativa.

Sigue en Twitter @Atadol

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS