Feroz reaparición del ELN

Escuchar este artículo

Feroz reaparición del ELN

Julio 29, 2013 - 12:00 a.m. Por: Álvaro Valencia Tovar

Es bien sabido que Farc y ELN se fusionaron en una sola asociación para delinquir, que se manifiesta en las zonas donde este último conservaba algún poder de ejercer su influencia dañina. De bajo perfil en los dos últimos años por las sucesivas derrotas sufridas, su actividad criminal se había reducido a la extorsión, el secuestro y ataques esporádicos a pequeñas fracciones policiales. El súbito asalto a un campamento de la pequeña unidad militar que custodiaba la construcción de una obra de infraestructura y había pasado al reposo, fue una masacre brutal que culminó con el asesinato a sangre fría del comandante y sus soldados.Coincidió el hecho con la insólita exigencia de las Farc en La Habana, de recibir en su delegación a representantes del ELN, cuyo comando hizo la exigencia ya rechazada de un desarme total que posibilitara alcanzar la paz, por medio de una asamblea constituyente.Conociendo la agrupación insurgente desde sus orígenes en 1964 y a su actual cabecilla alias Gabino, se puede hacer una apreciación del fenómeno que según parece persigue una tercera resurrección, después de los golpes devastadores que le propinó el Ejército en Santander a raíz del ingreso del sacerdote revolucionario Camilo Torres Restrepo.El aniquilamiento de sus frentes libertad, Che Guevara, Camilo Torres, 26 de julio, el José Antonio Galán, al mando de Fabio Vásquez Castaño entrenado en Cuba, abandonó el territorio santandereano de la Quinta Brigada, cruzó el río Magdalena en canoas conducidas por aterrorizados pescadores, trasladándose a la zona minera de Remedios –Segovia, jurisdicción de la Cuarta Brigada, donde se rehízo en la clandestinidad, sólo para ser despedazado en la región de Anorí. Allí hubiera terminado su bizarra y sangrienta existencia, si una orden presidencial no le hubiera abierto el paso. En Arauca se rehízo con un millonario chantaje a la compañía constructora del oleoducto Caño Limón-Coveñas. Pasando a un segundo plano bajo el ala protectora de las Farc.Este melancólico recorrido histórico, permite deducir que su suerte está ligada al proceso de paz con las Farc, pues ni tiene vida propia, ni alias Gabino, su jefe, estructura humana para forjar una revolución.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS