Urge una Reforma Pensional

Urge una Reforma Pensional

Mayo 28, 2019 - 11:50 p.m. Por: Alfredo Carvajal Sinisterra

Los gobiernos anteriores han pospuesto indefinidamente modificar las normas pensionales. Se trata de una reforma que sin duda va a pisar callos. Sean cuales sean las normas que se adopten, su afectación va a producir discusiones y controversias. Sin embargo, las disposiciones actuales son obsoletas, en aspectos regresivos, solamente cubren menos del 30% de la población.

Una de las consecuencias producto del avance de la ciencia médica es la prolongación de la vida. La longevidad se ha venido incrementando aceleradamente en nuestro país. También ha contribuido a esta realidad el cubrimiento en la atención médica de la inmensa mayoría de nuestra población, el 95%. Hoy existe un número mayor de personas que superan los 65 años que los menores de 5. La expectativa de vida en Colombia es 78 años para las mujeres y 71 para los hombres. La pirámide de población se ha achatado. Cada vez hay un mayor número de personas jubiladas que ciudadanos con capacidad laboral. Este fenómeno se repite también en el resto del mundo.

Cada día existen más personas desamparadas. Anteriormente estas quedaban a cargo de sus hijos, pero las costumbres sociales están cambiando aceleradamente y más ancianos hoy quedan a la deriva.

Del presupuesto nacional $39 billones se destinan a pensiones, de los cuales $13 billones le corresponden a Colpensiones y el resto es para el magisterio, las FFAA, los excongresistas y los jubilados de la rama jurídica. En total esa suma se irriga entre 2.2 millones de personas. Se trata de un monto considerable que debiera ser autofinanciado por las contribuciones de los beneficiarios durante la vida laboral.

Las pensiones se heredan por los conyugues o los hijos menores dependientes. Debido a este hecho, existe una costumbre aberrante, un número no despreciable de pensionados viudos, eligen personas de sus afectos, para dejarles de herencia la pensión; con este fin, in artículo mortis, contraen nupcias.

Lejos de mi ser tildado de misógino. Estoy felizmente casado hace 59 años y tengo cuatro adorables nietas, dos de quienes ya son profesionales, sin embargo, no comprendo porqué en Colombia las mujeres se jubilan a una edad más temprana que los hombres, si ellas tienen una expectativa de vida mayor de 7 años. La única explicación razonable podría haber sido el paternalismo.

El nuevo régimen debiera cobijar a la gran mayoría de personas. Además, las contribuciones durante la etapa laboral deben autofinanciar la totalidad del monto pensional. Probablemente se requiera establecer subsidios o transferencias para la población más desprotegida, para cuyo propósito se debe utilizar el presupuesto de la nación. Actualmente dicho presupuesto, de origen tributario, nutrido por pobres y ricos, se utiliza para subvencionar a los que se encuentran más beneficiados.

Para establecer una nueva legislación sobre este tema que sea viable en el aspecto económico y equitativa para la ciudadanía, es necesario, que tanto el Gobierno Nacional como los legisladores, se revistan de un espíritu nuevo de grandeza y se despojen de esa perversa costumbre que aplican del CVY, cuya traducción es como ‘voy yo’, o mis allegados, si se aplica la reforma, ¿cuál va a ser el beneficio para mis electores?, en lugar de pensar cuál va a ser el beneficio para la inmensa mayoría de sus conciudadanos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS