Monumento a la región procera

Monumento a la región procera

Enero 30, 2015 - 12:00 a.m. Por: Alberto Silva

Al finalizar su mandato presidencial, Álvaro Uribe Vélez nombró comités en varios Departamentos, para organizar los actos conmemorativos del Bicentenario de la Independencia de Colombia, labor que algunos cumplieron con eficiencia, pero otros, bastante desinformados, llegaron  a creer que los hechos patrios se dieron solamente el 20 de julio de 1810  en Bogotá, y en una sola batalla, la de Boyacá, el 7 de agosto de 1819, ignorando que el proceso de liberación ocurrió en el lapso de 12 años, tiempo en el cual se dieron actos heroicos, civiles y militares, en otras regiones del país que ameritaban también su correspondiente homenaje.Para rematar, al inicio de su mandato Juan Manuel Santos determinó acabar con los comités. Por supuesto hasta allí llegaron los actos de celebración bicentenarios del país, determinación tácita del desconocimiento de los actos en que fueron actores principales otros próceres y provincias de Colombia, cosa que no ha sucedido en naciones como Méjico, Argentina, Perú y Chile, donde continúan con sus conmemoraciones y entienden el verdadero valor de sus efemérides patrias, base fundamental de su fuerte nacionalismo.Debido al cúmulo de hechos heroicos cumplidos en el valle geográfico del río Cauca, perteneciente por el tiempo de la emancipación a la Provincia de Popayán, cuya capital era Popayán, el comité del Valle decidió continuar con su labor de exaltarlos en sus fechas de bicentenario. Para el efecto cambió su nombre por el de Comité del Bicentenario de la Independencia Vallecaucana, integrado por la Gobernación del Valle, la Alcaldía y el Concejo de Santiago de Cali, la Academia de Historia del Valle del Cauca y la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali, en donde también tienen asiento otras alcaldías, academias de historia e importantes empresas y gremios de la región.Como fueron tantos los hechos y múltiples los actores de la Independencia en este sector del país, que darían para un inagotable y agobiante programa hasta el año 2022, cuando se cumple el último bicentenario de la Independencia con la Batalla de Bomboná, de rotunda participación militar vallecaucana, el Comité decidió levantar un gran monumento en el centro del Valle, en Buga, ciudad procera, lugar donde confluyen casi todas las autopistas importantes del país. Por sus características especiales el monumento va a dar cabida a la inscripción de los nombres de los 53 mártires vallecaucanos fusilados en la guerra de emancipación y a los de las 24 batallas, donde la participación de tropas vallecaucanas fue determinante, lo mismo que a los actos civiles y militares de trascendencia nacional, originados en el valle geográfico del río Cauca durante la época libertadora. Este gran monumento hará justo homenaje a la región y a su gente, desconocidos sistemáticamente en los fastos patrios de Independencia y será levantado en un esplendoroso sitio a la entrada de la ciudad con auditorio y parqueaderos para comodidad de turistas y visitantes.El 1º de febrero, ‘Día de la Vallecaucanidad’, el alcalde de Guadalajara de Buga, Jhon Harold Suárez Vargas, colocará la primera piedra de la obra, -socarronamente alguien definió al espectacular monumento, como la manifestación visual de la inmensa participación de la región en la campaña libertadora, el cual se alcanzará a divisar desde Bogotá-. Se espera que el sitio se convierta en centro de cultura y turismo, complemento ideal para los peregrinos  en visita al Señor de los Milagros.Oportunamente se conocerán las características del diseño, presupuesto, sitio definitivo donde se erigirá y las entidades participantes en su desarrollo. La obra se convertirá en un libro a cielo abierto de la comunidad, para estimular su sentido de pertenencia y a las empresas vinculantes la  oportunidad para mostrar su responsabilidad social.

VER COMENTARIOS
Columnistas