Yemen, bastión del ala más activa y peligrosa de Al Qaeda

Yemen, bastión del ala más activa y peligrosa de Al Qaeda

Enero 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Los tres fallecidos terroristas que participaron en los ataques terroristas en Francia reivindicaron su pertenencia a Al Qaeda en Yemen (AQPA) y al grupo Estado Islámico.

Los tres hombres que aterrorizaron Francia desde el atentado contra el semanario Charlie Hebdo hasta la toma de rehenes en el este de París afirmaron actuar coordinadamente y reivindicaron su pertenencia a Al Qaeda en Yemen (AQPA) y al grupo Estado Islámico. Lea también: Doble secuestro concluye en Francia con muerte de tres yihadistas y cuatro rehenesSaid Kouachi -uno de los dos hermanos franceses de origen argelino- estuvo en varias ocasiones en Yemen entre 2009 y 2013, primero como estudiante de la universidad Al Iman de Saná, liderada por fundamentalistas, y después en campos de entrenamiento en el sur y el sudeste del país, informaron fuentes de seguridad yemeníes. El primer indicio de una posible implicación de AQPA llegó por boca de uno de los hermanos Kouachi en el ataque que el miércoles diezmó la redacción de Charlie Hebdo. “Digan a los medios de comunicación que es Al Qaeda en Yemen”, gritó uno de los atacantes.En una conversación con la televisión francesa BFMTV, horas antes del asalto, Chérif Koauchi afirmaba cumplir una misión en Francia para Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) , rama de esta red extremista en Arabia Saudita y Yemen. El pasado tumultuoso de los dos hombres, abandonados durante su infancia por sus padres de origen argelino, les valió la inscripción de su nombre desde hace años en la lista negra de terroristas en Estados Unidos. Chérif, apodado Abou Issen, formaba parte de la denominada red de Buttes-Chaumont -nombre de un parque del norte de París-, que reclutaba yihadistas para la rama iraquí de Al Qaeda. En 2005, cuando se disponía a viajar a Iraq tras formarse en el mantenimiento de fusiles kalashnikov, Chérif fue detenido y encarcelado. Finalmente, fue condenado a tres años de prisión. Durante su estancia en la cárcel, de noviembre de 2005 a octubre de 2006, conoció a Djamal Beghal, una figura del islam radical en Francia condenado a una pena de diez años por preparar atentados. En prisión también conoció a Amedy Coulibaly. En 2010, el nombre de Chérif aparecía en un proyecto de fuga de la cárcel de un islamista, Smain Ait Ali Belkacem, ex miembro del Grupo Islámico Armado argelino (GIA), condenado en 2002 a cadena perpetua por cometer un atentado que dejó 30 heridos en una parada de suburbano de París en octubre de 1995. Coulibaly fue condenado en 2013 a cinco años de prisión por estos mismos hechos. Por su parte, Said, nacido en septiembre de 1980 también en París, pasó más inadvertido. Sin embargo, frecuentó en Yemen un universidad fundamentalista antes de formarse en el mantenimiento de armas con Al Qaida. En 2013, participa con otros estudiantes extranjeros armados en la defensa del centro salafista de Dammaj, en el norte de Yemen, contra milicias chiitas. En Francia, Said residía en Reims (noreste) con su esposa y un hijo de corta edad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad