Suspenden búsqueda de mineros atrapados en Nicaragua

Suspenden búsqueda de mineros atrapados en Nicaragua

Septiembre 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Suspenden búsqueda de mineros atrapados en Nicaragua

Leber Vivas Gonzales, de 16 años, es acompañado por una rescatista mientras sale de la mina de oro y plata El Comal, en Bonanza, Nicaragua. Vivas fue el primero de los mineros en ser rescatado.

Se cree que en la mina quedaron entre cuatro y ocho personas, las cuales habrían fallecido. Las condiciones del terreno impidieron su rescate.

Las autoridades nicaragüenses decidieron dar por concluidas las actividades de búsqueda y rescate de un grupo de mineros artesanales que quedó atrapado en un cerro de la región noreste de Nicaragua, pues las condiciones en las que trabajaban eran altamente peligrosas para los rescatistas y con pocas esperanzas de encontrarlos con vida, informaron fuentes oficiales.La vocera del gobierno, Rosario Murillo, dijo al Canal 4 de la televisión que no se pudo rescatar con vida a los mineros atrapados restantes, cuyo número real se desconoce, pues en un primer momento se habló de 26 y luego la cifra subió a 28 y 29. Más de 20 ya fueron rescatados."Los expertos tuvieron que admitir que era imposible el rescate, por lo peligroso y difícil del terreno. Se hizo la lucha, pero venía derrumbe tras derrumbe (dentro de la mina), por el medio inestable y sofocante", dijo Murillo."Nos dijeron claramente que era arriesgar la vida de más personas y después de analizar la situación, se decidió suspender la búsqueda e informar a los familiares", añadió. Imágenes transmitidas la noche del lunes por el Canal 8 de televisión, desde el municipio de Bonanza, donde ocurrió el derrumbe, mostraban a los mineros artesanales y bomberos, informando a los familiares de los jornaleros desaparecidos sobre la imposibilidad de encontrarlos con vida. "Nuestros superiores, luego de conocer los informes de alto riesgo que corríamos de seguir en la búsqueda, nos han orientado concluir las labores, hicimos todo lo que pudimos y ustedes lo saben, pero ya estábamos corriendo mucho peligro, podía ocurrir otra desgracia", dijo Arnoldo Rivera, un minero artesanal que trabajó en la búsqueda, al informar a los familiares de sus compañeros."Esta fue una decisión conjunta por la situación que hay al interior de la mina, esperamos que nos comprendan", añadió. Harold Rivera, uno de los mineros que participó en la búsqueda, dijo al Canal 8 de televisión que era imposible seguir trabajando porque "cada andamio que poníamos, al poco tiempo cedía por la tierra que se estaba derrumbando".Aseguró que en el interior de la mina se sentía un fuerte hedor emanado por los cuerpos perdidos en la profundidad de l cerro y que eso también les afectaba. Antonia Rodríguez, madre de uno de los mineros que perdió la vida, dijo que no había más que resignarse ante lo ocurrido. "Se lo dejamos a la mano de Dios, si él quiere que sea así es su voluntad, todo queda en manos de él", dijo llorando Rodríguez. Jorge Hernández, quien llegó hasta Bonanza desde Managua con la esperanza de encontrar vivo a su hermano, dijo que lo más difícil será informar la noticia a sus sobrinas de 5 y 8 años. "Mi hermano quedó enterrado, no sé qué le voy a decir a sus hijas que dependían de él ¿qué cuerpo les voy a llevar? No sé cómo se los voy a explicar", dijo.El derrumbe de la mina se registró el jueves y quedaron atrapados unos 26 mineros, de los cuales dos salieron esa misma noche y otros 20 fueron rescatados con vida la noche del viernes.Los jornaleros afirman que son más de cuatro las personas que aún están en el túnel, pero no se sabe con certeza cuál es el número real. El lugar está situado a unos 420 kilómetros al noreste de Managua. Más temprano, el viceministro de gobernación, Carlos Najar, informó que después de tres días de trabajo en condiciones adversas en la mina del cerro El Comal, donde se dio el derrumbe, solo habían podido detectar herramientas de trabajo que pueden ser de los mineros desaparecidos, cuyo número varía entre cuatro y ocho. "Se va trabajando en condiciones difíciles. Se hacen mediciones de oxigenación, el problema es que el porcentaje de humedad es muy grande y eso incrementa la posibilidad de derrumbe", dijo Najar. El Jefe de Brigada de Salvamento y Rescate, comandante Javier Amaya, detalló que se habían hecho cerca de 25 incursiones dentro de la mina, cada brigada está compuesta por 8 mineros y 2 bomberos especializados. La tragedia se dio en una mina de la que es concesionaria la empresa Hemco de capital colombiano. Los mineros trabajan de forma autónoma, extrayendo mineral y se lo venden a la empresa, que a cambio les da al costo las herramientas de trabajo y les capacita para que realicen su trabajo adecuadamente, pero no se hace responsable de lo que pase con ellos ante situaciones como el deslave del pasado jueves.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad