Sigue en el norte de Francia la caza de los sospechosos del atentado contra Charlie Hebdo

Sigue en el norte de Francia la caza de los sospechosos del atentado contra Charlie Hebdo

Enero 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

En una vasta zona del norte de Francia, las operaciones de búsqueda, con apoyo de cinco helicópteros, continuaron toda la noche del jueves al viernes con efectivos reducidos, según fuentes policiales.

Las fuerzas de élite seguían buscando la mañana de este viernes, en el norte de Francia, a los dos hermanos sospechosos de la autoría de la matanza en los locales del semanario Charlie Hebdo, que conmocionó al país. Lea también: Unidades de élite francesas estrechan cerco a sospechosos de atentadoEn Washington, responsables estadounidenses revelaron que los dos sospechosos, los hermanos Cherif y Said Kouachi, figuraban desde hace años en la lista negra norteamericana de terroristas, y que Said Kouachi recibió entrenamiento de armas en Yemen. En una vasta zona del norte de Francia, las operaciones de búsqueda, con apoyo de cinco helicópteros, continuaron toda la noche del jueves al viernes con efectivos reducidos, según fuentes policiales. Hombres del RAID y del GIGN, las unidades de élite de la policía y la gendarmería, peinaban la región de Picardía, donde regía el máximo nivel de alerta antiterrorista. Armados, con casco y uniforme negro, patrullaban por las carreteras, controlaban vehículos, registraban jardines de casas, las calles de los pueblos. En esta zona situada a unos 80 km al norte de París fueron localizados los fugitivos, dos hermanos yihadistas de origen argelino, Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años de edad, presuntos autores del atentado más mortífero cometido en Francia desde hace medio siglo. El atentado, que causó doce muertos en pleno París, fue saludado el jueves por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) , cuya radio calificó de "héroes" a los autores de la matanza. Los dos hermanos -el menor, Cherif Kouachi, fichado por los servicios antiterroristas franceses- fueron reconocidos la mañana del jueves por el encargado de una gasolinera cerca de Villers-Cotterêts, una pequeña localidad de Picardía. Lo encañonaron con la intención de conseguir comida, indicó una fuente cercana al caso. No llevaban pasamontañas, según las cámaras de videovigilancia, estaban armados con fusiles de asalto Kalashnikov y llevaban un lanzacohetes en el coche. En principio, los fugitivos ya no tenían coche pero la batida policial del sector, de unos centenares de kilómetros cuadrados y de tipo muy forestal, puede ser largo y complicado. La pista del terrorismo islámico, privilegiada muy pronto al confirmarse que los asesinos gritaron "Allah Akbar" , se ha visto reforzada por el descubrimiento de una bandera yihadista en el coche abandonado el miércoles por los sospechosos en París durante su fuga. Nueve personas del entorno de los sospechosos fueron detenidos, anunció el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, y añadió que Said Kouachi fue "reconocido formalmente en una foto como el agresor". Su hermano Cherif fue condenado en 2008 como integrante de una red de envío de combatientes a la rama iraquí de Al Qaida. Los hermanos Kouachi estaban en "nuestra lista de vigilancia desde hace años" , reveló un responsable estadounidense de las fuerzas del orden, que requirió anonimato. Ambos figuran en las bases de datos estadounidenses de personas sospechosas de terrorismo, incluyendo la conocida "No Fly List" que conlleva la prohibición de tomar vuelos con salida o destino en Estados Unidos. Además, el mayor, Said, pasó "unos meses" en Yemen en 2011 entrenándose en el manejo de armas con un miembro de Al Qaida, antes de regresar a Francia, indicó otro alto responsable estadounidense, que confirmó una información del diario The New York Times. El jefe del MI5, servicio británico de información interior, declaró el jueves que un grupo islamista extremista que se encuentra en Siria proyecta "atentados de gran envergadura" en Occidente. Andrew Parker, director general del MI5, dijo que podrían ser ataques cometidos por individuos que regresan de Siria. Tensión extrema El clima de extrema tensión en Francia desde el atentado -algunos editorialistas y políticos no han dudado en hablar de "guerra" y el diario Le Monde tituló "El 11 de septiembre francés" - se intensificó al producirse un tiroteo la mañana del jueves en Montrouge, municipio contiguo a París. Una joven policía de prácticas murió y un empleado municipal resultó herido. Hasta el momento no se ha podido establecer ninguna relación entre este suceso y el atentado contra Charlie Hebdo, según el ministro de Interior, quien precisó que dos personas se encontraban detenidas por este caso. Una atmósfera de recogimiento y duelo nacional prevalecía en Francia al día siguiente del atentado que diezmó el equipo de una publicación emblemática de la libertad de expresión y la irreverencia. Todo el país mantuvo un minuto de silencio el jueves y por la noche la iluminación de la Torre Eiffel se apagó un momento. Los representantes del islam en Francia instaron a sus fieles a condenar el terrorismo y "participar de forma masiva en la manifestación nacional" en memoria de las víctimas prevista el domingo en París. El presidente François Hollande multiplicó las reuniones con los dirigentes políticos, invitados a esa "marcha republicana" del domingo que puede reunir a cientos de miles de personas. El propio Hollande podría participar, según sus allegados. La "unión nacional" preconizada por el presidente francés se ha visto enturbiada por una polémica con el ultraderechista Frente Nacional, que denunció su "exclusión" de la concentración.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad