Escuchar este artículo

Seis datos clave para entender lo que ocurrió en EE. UU. tras la muerte de George Floyd

Junio 01, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Redacción El País - Agencia AFP

Cientos de personas que protestaban por la muerte de George Floyd levantaron ayer pancartas cerca de la Casa Blanca, en Washington. Las manifestaciones no han cesado en varias ciudades de Estados Unidos, lo que mantiene la tensión en el país norteamericano.

Agencia AFP

Seis días completaron ayer las protestas en contra del abuso policial y el racismo en EE. UU., a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un uniformado en Minnesota.
A continuación, seis preguntas y respuestas para entender lo que está pasando.

¿Qué provocó las protestas?

El detonante fue la muerte de un hombre negro no armado, George Floyd, a manos de un policía blanco el lunes de la semana pasada, en Minneapolis.

Floyd murió luego de que el agente Derek Chauvin le clavara la rodilla en el cuello durante casi nueve minutos, tras arrestarlo por una presunta compra de cigarrillos con un billete falso.

Puede leer: Mayweather, ex campeón mundial de boxeo pagará funeral de George Floyd

Su muerte, filmada con un teléfono celular, volvió a encender la ira por la muerte de afroestadounidenses a manos de la Policía, y trajo a la memoria casos como los de Michael Brown, en Ferguson, y Eric Garner, en Nueva York, que alentaron el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

Marchas pacíficas rápidamente se tornaron violentas en esa ciudad del medio oeste del país, y hubo saqueos e incendios. Luego se extendieron de costa a costa en Estados Unidos.

¿Cómo han respondido las autoridades?

Al menos 40 ciudades, incluidas Los Ángeles, Chicago y la capital, Washington DC, han impuesto un toque de queda pero han hecho poco para desalentar las protestas o para poner fin a los disturbios.

Los gobernadores también han movilizado a miles de miembros de la Guardia Nacional, una decisión inusual que evoca los disturbios de fines de los años 60 en ciudades de ese país tras el asesinato del líder de los derechos civiles Martin Luther King.

En algunos lugares, la Policía ha disparado balas de goma y lanzado gases lacrimógenos y granadas aturdidoras contra los manifestantes, que les han arrojado proyectiles, incluidas botellas de agua y piedras.

Las medidas no han detenido los extensos saqueos y el vandalismo, como lo ocurrido en tiendas lujosas de Manhattan como Coach o Chanel, ni el bloqueo de calles y el incendio de vehículos policiales.

The New York Times reveló que el presidente Donald Trump se refugió en el búnker de la Casa Blanca el pasado 29 de mayo cuando manifestantes lanzaron piedras contra la edificación.

¿Cuál ha sido la actitud al respecto del presidente Donald Trump?

En resumen, culpa a extremistas de izquierdas de las protestas, y dijo que planifica declarar a Antifa, una red antifascista, como una organización terrorista.

También ha intentado politizar el tema, atacando a gobernadores y alcaldes demócratas por tener mano blanda con los manifestantes, a quienes tildó de “criminales” y repetidamente llamó vía Twitter a los mandatarios estatales a restaurar el orden.

También provocó indignación y fue acusado de azuzar la violencia tras tuitear que “cuando empiezan los saqueos, empieza el tiroteo”.

¿Cómo han reaccionado otros implicados en el tema?

Muchos líderes locales han mostrado comprensión frente a décadas de injusticia contra los negros y algunos policías se han arrodillado para mostrar su apoyo a los manifestantes, como se ha visto en Nueva York y Nueva Jersey.

Varios políticos aseguran que la violencia debe terminar, y algunos, como el gobernador de Minnesota, Tim Walz, reclaman más dureza con quienes saquean y participan en actos de vandalismo.

El candidato demócrata a la Presidencia, Joe Biden, dijo que Estados Unidos está “sufriendo” y que si es elegido escuchará las quejas de los manifestantes y “liderará una conversación” nacional al respecto.

El hermano menor de Floyd, Terrence Floyd, condenó la violencia y llamó a los manifestantes a “canalizar su ira de otra forma”. “A veces me enojo. Quiero volverme loco. Mi hermano no era así. Escucharán a mucha gente decir que era un gigante amable”, agregó.

¿Qué pasó con el policía que detuvo a Floyd?

Chauvin ha sido acusado de homicidio en tercer grado y deberá comparecer pronto ante un juez.

Los manifestantes, que representan a todos los grupos étnicos, quieren que sea inculpado de cargos aún más graves, ya que aseguran que tuvo la intención de matar a Floyd.

Exigen que otros tres uniformados que ayudaron a Chauvin, y que fueron despedidos de sus empleos, también sean inculpados.

El domingo pasado, las autoridades transfirieron a Chauvin de la cárcel del condado de Hennepin a otro sitio, debido a inquietudes sobre su seguridad.

¿Están las protestas motivadas por algo más?

Algunos observadores aseguran que la muerte de Floyd fue la gota que colmó el vaso tras años de resentimiento por las desigualdades
económicas, sociales y de salud sufridas por los negros estadounidenses.
Recuerdan que la pandemia del coronavirus -durante la cual 40 millones de habitantes de ese país se han registrado como desempleados para recibir beneficios- alimenta la frustración y afecta de manera desproporcionada a las minorías negras y latinas.

También consideran que las protestas pueden ser una reacción al movimiento supremacista blanco que, según analistas, se ha envalentonado durante la Presidencia de Trump, quien aspira a ser reelegido en noviembre próximo.

Fue homicidio

Los resultados completos de la autopsia realizada por las autoridades sanitarias a George Floyd revelaron ayer que murió por “homicidio”, debido a la “compresión del cuello” cuando un policía lo inmovilizó, según un comunicado del condado de Hennepin.

El examen también determinó que la víctima padecía una enfermedad cardíaca y detectó un uso reciente de drogas.

El comunicado aclaró, sin embargo, que “la forma de la muerte no es una determinación legal de culpabilidad o intención”.

Además, enfatizó que, según la ley estatal de Minnesota, la unidad forense “es una oficina neutral y es independiente y distinta de cualquier autoridad fiscal o agencia de aplicación de la ley”.

Ayer también se dieron a conocer los resultados de la autopsia independiente solicitada por la familia de la víctima.

De acuerdo con dicho reporte -realizado por el forense Michael Baden-, George murió por “asfixia” y “pérdida de flujo sanguíneo”.

El abogado de la familia Floyd, Benjamin Crump, indicó que este reporte independiente confirma que el exguardia de seguridad murió en el lugar donde se estaba llevando a cabo su detención.

El gobernador del estado de Minesota, Tim Walz, anunció ayer una prórroga de dos días del toque de queda para evitar disturbios durante las protestas por la muerte de George Floyd y señaló que el funeral se celebrará hoy.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS