Rey da tiempo a los partidos en España para que formen gobierno

Rey da tiempo a los partidos en España para que formen gobierno

Septiembre 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co / AFP
Rey da tiempo a los partidos en España para que formen gobierno

Rey de España, Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela en Madrid.

El Rey Felipe VI, como jefe de Estado, otorgó tiempo a los partidos políticos españoles para que de esta manera puedan llevar a acabo las actuaciones que consideren convenientes.

El rey de España descartó una ronda de consultas con los dirigentes políticos, abriendo un espacio para que intenten llegar a un acuerdo para formar gobierno y saquen a España de la parálisis, luego del fracaso de la investidura del conservador Mariano Rajoy. Lea también: Fracaso de investidura de Rajoy acerca posibilidad de nuevas elecciones en España

Felipe VI, quién como jefe de Estado tiene la potestad de encargar a un candidato que busque el voto de confianza de los diputados, notificó su decisión de "no iniciar por el momento nuevas consultas con los representantes" políticos, según anunció a periodistas la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

De esta manera, el monarca abre un compás para "que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes", dijo Pastor, sin ofrecer más detalles de su encuentro de este lunes con el rey.

Tras aceptar el encargo de Felipe VI a fines de julio, el jefe del gobierno español saliente, Mariano Rajoy, fracasó en su intento de obtener la confianza de la Cámara Baja para formar un nuevo Ejecutivo la semana pasada.

Esa derrota activó un plazo de dos meses a cuyo término, el 31 de octubre, se convocan automáticamente nuevas elecciones legislativas. Serían las terceras en un año.

Desde las legislativas de diciembre de 2015, España se encuentra sumida en una parálisis política, con un Parlamento muy fragmentado en cuatro grandes agrupaciones, el Partido Popular (PP, derecha) de Rajoy, los socialistas, Podemos (izquierda radical) y Ciudadanos (liberal), que no logran ponerse de acuerdo para investir a un presidente de gobierno.

Los españoles volvieron a las urnas el 26 de junio, pero el resultado no modificó demasiado la correlación de fuerzas.

El Partido Popular ganó las dos elecciones, aunque sin la mayoría necesaria para gobernar en solitario.

"Yo voy a seguir intentando formar un gobierno" garantizó Rajoy desde la ciudad china de Hangzhou, donde participa en la cumbre del G20. "Aquí todo el mundo me pregunta por eso", dijo, en referencia al bloqueo político, que "no pasa en la democracias avanzadas".

¿Alternativa de izquierdas? 

Rajoy obtuvo 170 votos a favor de su investidura en la cámara de 350 escaños, gracias a los 137 diputados del PP, los 32 de Ciudadanos y uno de una pequeña formación regional canaria. Los socialistas, Podemos y los nacionalistas se opusieron, sumando 180 "noes" al líder conservador.

Los socialistas del PSOE, segunda fuerza en el Parlamento por detrás del PP, tenían la llave con sus 85 diputados, pero vetaron a Rajoy por sus políticas ultraliberales y la acumulación de casos de corrupción del PP desde que llegó al poder en 2011.

Pese a su revés, el PP ha cerrado filas en torno a Rajoy y niega la posibilidad de un candidato diferente.

El jefe de los socialistas, Pedro Sánchez, anunció el lunes que contactará a los otros partidos, incluido el PP, para intentar encontrar una solución, aunque niega que esta pase por proponerse él como candidato a dirigir un gobierno alternativo.

"No me estoy postulando para liderar una alternativa, que quede claro", dijo Sánchez. "Lo que voy a trasladar es qué solución entre todos le damos a este atasco político", señaló.

El partido de izquierda radical Podemos, que ha instado a Sánchez a intentar un gobierno, pidió definición al líder socialista.

"Sánchez dice que hablará con el PP y que él no se postula como candidato. ¿Alguien entiende algo? Mecánica Cuántica Avanzada me costó menos", ironizó en Twitter el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique.

De todas maneras, la posibilidad de una candidatura alternativa, para la que son indispensables Podemos y Ciudadanos, se antoja complicada, ya que esos partidos rehúsan todo diálogo entre sí.

"Un acuerdo con Podemos supone un acuerdo con un conglomerado" que incluye formaciones soberanistas y de extrema izquierda, lo cual sería "inviable", zanjó el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas.

Según la prensa española, las diferentes formaciones se mantienen a la expectativa de los resultados de las elecciones regionales en el País Vasco y en Galicia del 25 de septiembre para definir más claramente sus posiciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad