Reducir el déficit e impulsar la economía, metas de republicanos en EE. UU.

Reducir el déficit e impulsar la economía, metas de republicanos en EE. UU.

Enero 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Reducir el déficit e impulsar la economía, metas de republicanos en EE. UU.

Sin mayoría demócrata en el Senado que los detenga, los republicanos intentarán retomar terreno en cuanto a salud pública, inmigración y medio ambiente.

Hoy iniciará sesiones el primer Congreso dominado por la oposición estadounidense en la era Obama.

Hoy iniciará sesiones el primer Congreso dominado por la oposición estadounidense desde que el presidente Barack Obama llegó al cargo.De ahí que los republicanos planean centrarse en impulsar la economía y reducir el déficit, pero también en evitar las calamidades creadas por su propia mano, que hacen que los electores se pregunten si el partido puede gobernar con eficiencia. Lo cierto es que sus líderes tendrán el control de Senado y Cámara, donde mostrarán sus prioridades legislativas con enfrentamientos con Obama, pero tratando de no llevarlos a extremos. Todo lo anterior, en medio de la expectactiva del hemisferio por el anuncio del restablecimiento de las relaciones entre con Cuba y las leyes que el Gobierno impulsará para cumplir su propósito de desmontar el bloqueo económico a la isla y la exclusión del régimen Castro de la lista de países terroristas.“Los adultos están a cargo ahora y tenemos intenciones de avanzar”, dijo quien comandará las mayorías en el Senado, Mitch McConnell, opositor electo por Kentucky.McConell ya ha anunciado que el primer proyecto de ley que estudiará esa corporación será para obligar a la construcción del oleoducto Keystone XL que, según los republicanos, creará empleos, pero el Presidente de Estados Unidos y muchos demócratas afirman que amenaza el medio ambiente. A su vez, la Cámara comenzará con un proyecto que permite a las pequeñas empresas evitar algunas exigencias de la nueva ley de servicios médicos de Obama, con la contratación de veteranos de las Fuerzas Armadas, seguido de medidas que debilitan esa norma e impulsan el proyecto Keystone. Otras iniciativas legislativas republicanas buscarán bloquear las medidas ejecutivas del Mandatario en materia de inmigración y hacer menos estrictas las normas sobre negocios y medio ambiente, bajo la misma excusa de que afectan la generación de empleos. Reducir el gasto público y afectar el Medicare y otros programas de prestaciones, modificar las leyes impositivas, financiar la construcción de vías y acelerar la aprobación de tratados comerciales conforman también el listado de tareas que desde hoy tendrá la oposición en EE. UU. “Nos centramos en la creación de empleos”, dijo el líder de la mayoría en la Cámara, Kevin McCarthy, y en contar con “un gobierno más eficiente, efectivo y que rinda más cuentas”. Por su parte, los demócratas dicen que la meta legislativa de la oposición es reducir los impuestos a los ricos y socavar los logros de Obama, como la ley de servicios médicos y las restricciones a los entes financieros. “En la minoría el papel es defensivo y tratar de evitar que ocurra lo peor”, dijo el senador Dick Durbin, de Illinois, el segundo demócrata de más rango.Embajada difícilRobert Menéndez, uno de los principales líderes demócratas que han criticado el cambio de política de Obama hacia Cuba, dijo que será muy difícil que los congresistas estadounidenses confirmen un embajador en La Habana. Quien pronto dejará el cargo de presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado sostuvo que el Congreso no puede hacer mucho por evitar que el Gobierno de EE. UU. convierta en Embajada la Sección de Intereses en La Habana, pero que sí puede negarse a confirmar un embajador y que es difícil que el Senado lo apruebe. Menéndez dice que el Gobierno no le informó de las negociaciones con Cuba y que eso lo hace sentirse más escéptico cuando los funcionarios testifiquen ante el Congreso de Estados Unidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad